Home / ACTUALIDAD / El Testigo Judicial….Cooperador en el proceso o imputado?

El Testigo Judicial….Cooperador en el proceso o imputado?

Santo Domingo, R.D.- El diccionario define la palabra testigo como persona que está presente en un acto o en una acción, con la intención o sin ella de dar testimonio de lo que ha ocurrido. 
Teoría de la Normativa Jurídica Vigente en el país: El Código Procesal Penal que rige en la nación dominicana, señala en su artículo 198 que la comparecencia del testigo debidamente citado es obligatoria, y si este reside en un lugar lejano del que deba prestar declaración y carece de los medios económicos para su traslado, se puede disponer la provisión de los medios económicos necesarios para asegurar su comparecencia.  

Sucesivamente el artículo 199 dictamina el mandamiento de conducencia al testigo citado debida y regularmente y no se presente a prestar declaración, el juez o tribunal o el ministerio público, durante el procedimiento preparatorio, puede hacerle comparecer mediante el uso de la fuerza  pública, aunque la conducencia no puede prolongarse más allá del agotamiento de la diligencia o actuación que la motiva. 

De igual forma el artículo  203 clasifica al Testigo Reticente como la persona citada para prestar declaración que no comparezca o se niega a satisfacer el objeto de la citación es sancionada con una multa por el equivalente de hasta treinta días de salario base de un juez de primera instancia. Esta sanción la aplica el juez, a solicitud del ministerio público. 

Existe una variedad de testimonios: el de los testigos a cargo que son aquellos presentados por la parte persiguiente (Ministerio Publico-querellante-actor civil) y los testigos a descargo, son los presentados por la barra de la defensa (parte acusada).  

El título de este artículo: Testigo Judicial, colaborador del proceso o parte imputada? alude a países como el nuestro, en el cual el testigo es tratado lo que podría decirse en forma denigrante, sin embargo para entenderlo es preciso convertirse en esa figura jurídica y pasar las vicisitudes que a diario atraviesan las personas llamadas a testificar en los tribunales, como por ejemplo en el improvisado palacio de justicia de Santo Domingo Este, donde se imparte justicia en salas habilitadas en furgones, aunque el episodio no se repite en los demás, las condiciones no son tan elogiables. 
La teoría jurídica dista de la práctica reinante diariamente en los procesos judiciales, en específico de materia penal, el testigo contrario a recibir un trato digno es forzado a padecer de toda falta de comodidad de la que debería ser puesta a su disposición por ser social el servicio que se dispone brindar, es expuesto a largas horas de espera en calurosos y escandalizados pasillos abarrotados de personas y en escasos ambientes sentados en bancos de madera o metal de poca calidad para el trato a la persona. 
Jurídicamente el testigo es pasible de sanción por su incumplimiento en el proceso, pero prácticamente carece de todas prerrogativas por parte del sistema que debe dispensarle un trato mínimamente humano. 
Entendemos el clamor del Presidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), que demanda aumento presupuestario que a la sazón en este año es de 6,406 millones de pesos, pero a su vez exhortamos que dentro de las necesidades y precariedades con la que dice cuenta ese sector, con esa millonada podría implementarse en los Palacios de Justicia a nivel nacional, la habilitación de salas para testigos, dotadas de por lo menos de abanicos, agua para consumo humano, baños y asientos mínimamente cómodos donde las personas citadas para testificar puedan mitigar las largas esperas oscilantes entre una hasta diez horas a las que frecuentemente son sometidos los llamados a testificar, a expensa  de que el tiempo durante ese día no sea suficiente para ser escuchado y su citación se transfiera al día siguiente u otra fecha posterior, viéndose precisado a experimentar el mismo calvario, teniendo incluso que cubrir con sus propios recursos los gastos de transporte, almuerzo y refrigerio.
Y es de ahí que surge la interrogante. Testigo Judicial, colaborador en el proceso o imputado?, porque prácticamente parece ser que debe correr la misma suerte que el imputado.

Sobre francisco portes

francisco portes

Deja un comentario