Home / ACTUALIDAD / El derrumbe del complejo textil en Bangladesh ha causado más de 400 muertos

El derrumbe del complejo textil en Bangladesh ha causado más de 400 muertos

A7446DFC-F32E-437A-B93B-CFDAEA24D8A4.jpg__216__250__CROPz0x216y250Nueva Delhi, 1 may (EFE).- El Gobierno de Bangladesh abogó hoy entre protestas de trabajadores del textil por mejorar la seguridad laboral una semana después del trágico derrumbe de un edificio con fábricas que producían ropa para compañías internacionales y en el que según el último recuento murieron 405 personas. De acuerdo con el diario local The Daily Star, los servicios de rescate han recuperado en las últimas horas 17 cadáveres entre los escombros en la localidad de Savar, cerca de Dacca, donde el pasado día 24 de abril tuvo lugar el siniestro.

Otras 149 personas continúan en paradero desconocido, según explicó al mismo medio el general del Ejército bangladeshí Chowdhry Hasan Suharwardy, aunque las autoridades no han encontrado supervivientes en los dos últimos días.

El número de trabajadores que consiguieron salvar su vida sigue siendo por tanto 2.437 y los equipos de rescate, de acuerdo con fuentes militares, podrían tardar todavía “entre 12 o 15 días en retirar los escombros”.

El desastre ha vuelto a poner de manifiesto las malas condiciones laborales y de seguridad que sufren los trabajadores de fábricas textiles en el país asiático, que abastecen a multinacionales occidentales.

Con motivo de la conmemoración hoy del Día Internacional de los Trabajadores, varios miles de trabajadores del sector se manifestaron en Dacca y otros puntos de Bangladesh desde primera hora de la mañana para exigir que se castigue a los responsables de la tragedia, informó el portal virtual Bdnews24.

Asimismo, la primera ministra bangladeshí, Sheikh Hasina, hizo un llamamiento a mejorar las condiciones de sus conciudadanos.

“Tenemos que aplicar programas para mejorar las relaciones entre los trabajadores y los propietarios. Debemos crear un entorno laboral más seguro”, dijo Hasina, citada por la prensa local.

La Policía arrestó el domingo al dueño del edificio -que está conectado con la gobernante Liga Awami de Hasina- y antes había detenido a tres propietarios de los talleres, así como a dos ingenieros municipales.

El empresario español David Mayor, director general de Phantom-Tac, una de las fábricas textiles que se alojaban en el edificio, es buscado por las fuerzas del orden bangladeshíes y se encuentra en paradero desconocido.

La Unión Europea anunció ayer que está considerando la toma de “acciones apropiadas” para promover una mayor “responsabilidad” en torno a los productos comercializados que se fabrican en países en desarrollo.

Por el momento, las compañías internacionales Primark, El Corte Inglés, Bon Marche y Joe Fresh han confirmado producir en alguna de las empresas locales implicadas en el siniestro.

Algunas de ellas como El Corte Inglés han aprobado ayudas para las víctimas a través de ONG bangladeshíes.

A7446DFC-F32E-437A-B93B-CFDAEA24D8A4.jpg__216__250__CROPz0x216y250La también española Mango mantenía conversaciones con una de las fábricas del edificio y había realizado un pedido de prueba por lo que aparecieron etiquetas suyas en el lugar del siniestro.

Esta empresa asegura, no obstante, que no mantenía ninguna relación contractual con los talleres afectados.

Unos 3,4 millones de personas están empleadas en la industria textil en Bangladesh, donde hay unas 4.200 fábricas de este ramo.

De acuerdo con la Campaña Ropa Limpia, el país asiático tiene los costes más baratos del planeta en confección de ropa y por eso empresas de todo el mundo, incluido China, están trasladando allí parte de su producción.

El derrumbe de Savar se suma a otras dos graves tragedias -incendios mortales- en inmuebles que albergaban fábricas textiles ocurridas en los últimos cinco meses en Bangladesh y en las que también se producía ropa para compañías extranjeras. EFE

Sobre carlos miguel

carlos miguel
Administrador webmaster

Deja un comentario