Home / ACTUALIDAD / Denuncian vándalos invaden parcela de familia Cuesta Almonte

Denuncian vándalos invaden parcela de familia Cuesta Almonte

Juicio Sobeida Feliz Morel y demas implicados en el caso FigueroSANTO DOMINGO, R.D.- Varios individuos, dirigidos por alegados defensores de los derechos humanos, tratan de apoderarse de una parcela, propiedad de la familia Cuesta Almonte, ubicada en el sector La Ureña, del municipio Santo Domingo Este.

Tras hacer la denuncia, en nombre de la familia Cuesta Almonte, el licenciado Marino J. Elsevyf Pineda reclamó la inmediata intervención del director general de la Policía, mayor general Nelson Peguero Paredes, para que se proteja la propiedad privada.

Denunció que los intrusos, portan hasta armas de fuego, y en varias ocasiones han amenazado de muerte al encargado de custodiar la parcela.

Declaró que el terreno está registrado y amparado de su Certificado de Título, por lo que reclamó de las autoridades la vigencia del Derecho de Propiedad, conforme al artículo 51, de la Constitución de la República.

“Los sucesores de doña Ana María Cuesta de Almonte, reclaman a las autoridades, y en especial al jefe de la Policía, Mayor General Nelson Peguero Paredes, que se proteja la propiedad privada y se cumpla con los Derechos Fundamentales establecidos en la Constitución en su artículo 51”, dijo el profesional del derecho.

Elsevyf Pineda denunció que los invasores se han constituido en una asociación de malhechores, dirigida por “un grupo de reconocidos forajidos”, que opera en el sector La Ureña y otros barrios del municipio Santo Domingo Este, situados en las proximidades de la autopista Las Américas.

Al identificar a los cabecillas de la banda como Capela, Yabacao, Juan Cancela, Manuel y Alex, denunció que éstos y sus secuaces, armados de pistolas y machetes pretendan intimidar al vigilante Virgilio Monte de Oca, que cuida los terrenos desde hace más de 30 años.

Dijo que algunos de los integrantes del grupo de invasores se identifican como representantes de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Empero, aclaró que el presidente de esa entidad, Virgilio Almánzar, así como su representante en el sector La Ureña, Juan de la Rosa, les manifestaron, por separado, que esas personas no son defensores de los derechos humanos.

“Algunos eran, pero ya no lo son, porque fueron expulsados por sus acciones delictivas”, dijo.

Señaló que el representante de la sucesión de Doña Ana María Cuesta de Almonte, ingeniero Mario Almonte Cuesta, se ha quejado amargamente de que los intrusos, constituidos en banda, atemorizan el sector La Ureña, haciéndose pasar como miembros de los Derechos Humanos y mantienen en zozobra, no solamente al guardia campestre que cuida la propiedad, sino a todos los moradores de La Ureña, que desaprueban sus acciones vandálicas.

El abogado de la familia Almonte Cuesta, licenciado Elsevyf Pineda, estableció que “el Ministerio Público debe ordenar el arresto y posterior sometimiento a la justicia en contra de los integrantes de esa asociación ilícita y antisocial, conforme a lo que establece la ley 5859 y 5870, del 24 de abril del 1962, que reformó los artículos 437, 440 y 445 del Código Penal y castiga con prisión de 3 a 10 años a los invasores intrusos, que se constituyen en bandas para poder perpetrar actos delincuenciales y que violan el derecho de Propiedad, que en la Constitución del 2010, en su artículo 51, ha sido elevado a Derecho Fundamental”.

Declaró que hizo la denuncia ante la Procuraduría Fiscal de la provincia de Santo Domingo a fin de que los intrusos sean apresados y puestos a disposición de la justicia.

Igualmente, dijo que expuso la situación al general Suarda Correa, director de regional de Santo Domingo Oriental de la Policía Nacional, así como al coronel Castillo Salas, comandante del Departamento de la institución de Los Frailes II, y al encargado del destacamento policial de La Ureña, capitán Marte Javier, quienes han tratado infructuosamente de controlar la turba de invasores.

Los abogados de la familia Almonte Cuesta dijeron esperar que “la justicia no se quede con las manos cruzadas, que se imponga el respeto al Derecho de Propiedad, resguardado constitucionalmente y que se respete el Estado de Derecho y la Seguridad Inmobiliaria, ya que los títulos de propiedad, debidamente certificados son oponibles ante terceros y constituyen la base fundamental para el desarrollo económico y social de la República”

Sobre francisco portes

francisco portes