Home / ACTUALIDAD / La vida de los cañeros sigue siendo una calamidad prolongada

La vida de los cañeros sigue siendo una calamidad prolongada

NARANJO

Juan Francisco Marte (cañero)

Por Francisco Portes B.- Los ex trabajadores de la caña, en su mayoría de nacionalidad haitiana, después de haber desarrollado una vida dulce para muchos, la de ellos ha sido una vida con sabor a sábila sin pelar.

Para comprobar esto, solo hay que darse una vueltecita por los bateyes donde fueron ubicados, la miseria es la cama y sábana de estos seres humanos, sin importar su nacionalidad u origen requieren y necesitan con la mayor urgencia de una mano piadosa, ya sea nacional o extranjera.

Si recibieran auxilio extranjero, entonces que no se tipifique de injerencia, porque así somos, el momento no es para saber su nacionalidad, está de por medio la condición humana o de gente.

El Plan social de la Presidencia de la República o los Comedores Económicos del Estado deben cumplir su rol social, el caso de ellos (los cañeros) es grave, ya cumplieron una vida que fue útil, ahora valen menos que el bagazo de la caña.

En una visita que hice por el Naranjo de San Luís, Santo Domingo Este, invitado y acompañado por el periodista Carlos Linares comprobé la situación calamitosa de de esos braceros, como le llamaban.

Son varios los afectados, sólo pude contactar a dos, por cuestión de tiempo.

NARANJO 2

Ramón Yan (cañero)

El señor (espero que nadie se moleste porque digo señor) que dice llamarse Juan Francisco Marte, hablando un español poco fluido, dijo no poder caminar debido, a que trabajaba en la caña desde chiquito, bajo el sol y el agua, su edad es 86 años, nació en 1930, ahora no cuenta con nadie, en República Dominicana, no tiene hijos ni familiares.

Su familia nunca ha venido al país, vive de la caridad, sólo come cuando una vecina le pasa algo de comida, no se puede parar de una sillita que es lo único que hay en su paupérrima vivienda.

Finalmente pidió a Danilo Medina una ayuda para poder vivir, a la vez que le deseó seguir en el poder hasta el 2024.

Por su parte Ramón Yan dice estar en las mismas condiciones que su compañero y amigo, según él tiene más de 80 años, tampoco cuenta con familias en el país, de igual forma vive amén a la caridad.

Dedicó toda su vida a la producción de caña. De zafra en zafra; pero sin salir del país, o sea, que cuando terminaba una se quedaba aquí hasta que empezara la otra, sin visitara a su familia en Haití.

Sobre francisco portes

francisco portes