Home / ACTUALIDAD / Irán ahorca a científico nuclear apresó hace 6 años al regresar de EU

Irán ahorca a científico nuclear apresó hace 6 años al regresar de EU

Shahram Amiri 2IRAN.- El científico nuclear iraní Shahram Amiri, detenido desde 2010, fue ejecutado en la horca, informó hoy fuentes de su familia.

La madre de Amiri dijo que el cuerpo de su hijo había sido devuelto a su ciudad de origen con las marcas de la cuerda alrededor de su cuello, mostrando que había sido ahorcado, y posteriormente fue enterrado, informó la cadena BBC.

Amiri estuvo detenido en Irán en lugar secreto después de regresar de Estados Unidos en 2010, donde dijo que había sido secuestrado por la Agencia Central de Información (CIA).

Según la BBC, algunos informes consideraban que Amiri tenía un profundo conocimiento del programa nuclear de Irán.

Amiri, que nació en 1977, desapareció después de acudir a una peregrinación a la Meca en 2009.

Apareció en EE.UU. un año más tarde diciendo que había sido secuestrado y puesto bajo “presión psicológica intensa para revelar información sensible” por la CIA, y regresó como un héroe a la República Islámica.

Precisamente, la víspera el Ministerio iraní de Exteriores condenó y calificó de “intervención en asuntos internos de la República Islámica de Irán”, la posición de las autoridades estadounidenses, europeas y la ONU con respecto a la ejecución de unos veinte kurdos suníes que se llevó a cabo en el país el 2 de agosto.

El portavoz de la cartera, Bahram Qasemí, lamentó la posición adoptada por las autoridades occidentales sin haber considerado los crímenes que habían cometido los ejecutados y dijo que Irán es “víctima del terrorismo” y en la actual situación “no escatimará ningún esfuerzo para la seguridad de su pueblo”.

Añadió que los ejecutados estaban condenados por “intento de crear un grupo de terroristas takfirís (extremistas suníes), llevar a cabo operaciones armadas en el país, crear terror y matanza de la gente inocente y de algunos ulemas, entre ellos ulemas suníes, elaborar diferentes armas de guerra y hacer bombas preparados a explotar y poner bombas en diferentes puntos de las ciudades”.

En una circunstancia poco común en Irán, donde las ejecuciones no suelen ser anunciadas públicamente, el Poder Judicial de la provincia del Kurdistán emitió el pasado 3 de agosto un comunicado en el que escuetamente señalaba que las sentencias de muerte que pesaban sobre los miembros de este grupo fueron cumplidas el 2 de agosto.

La Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) criticó estas ejecuciones “de prisioneros suníes”, que calculó que afectaron a 21 personas, en un comunicado desde su sede central en París el que también denunció la falta de un juicio justo sobre estas personas.

La ONU criticó también la ejecución de veinte personas en Irán, y mencionó que es especialmente preocupante que “la mayoría de casos, si no todos, correspondan a un grupo minoritario de individuos suníes de la comunidad kurda”.

De acuerdo con la Oficina de Derechos Humanos de Naciones Unidas, en muchos casos “hay serias dudas de que el juicio fuese justo, de que se respetó el debido proceso y otros derechos de los acusados”.

Sobre francisco portes

francisco portes