Home / ACTUALIDAD / Ocoeños temen por procedencia de dinero en campaña

Ocoeños temen por procedencia de dinero en campaña

S J OCOASan José de Ocoa, RD. Desde el día 30 de abril, en el municipio de Ocoa, una gran cantidad de vallas publicitarias marcó el inicio de una batalla electoral por la gran carrera en busca de la Senaduría por esta provincia. Las imponentes vallas compiten con la belleza natural del pueblo intramontano de la cordillera central de la República Dominicana.

Unos impresionantes carteles anuncian el regreso a la política del que fuera el “primer senador histórico”, un empresario adoptado como hijo del municipio, y que en dos ocasiones ha ganado la curul, representando a San José de Ocoa al Congreso Nacional. Don Pedro Alegría Soto, próspero empresario y actual presidente del emporio de lotería Leidsa, hace una exhibición de alta competencia frente las aspiraciones locales que ha sido imposible para otros hijos de San José de Ocoa interesados en representar su provincia al solio senatorial. Llamado el “Senador Histórico”, porque junto al nacimiento de la provincia, logró ser el primer senador en el período 2002 al 2006, presentado por el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y luego reelecto para ese mismo cargo en 2006-2010.

El inicio de su campaña con imponentes recursos y la consigna: “Viene la Alegría, Pedro al Senado 2016” ha sido demoledora para sus contrincantes. El empresario, propuesto por el Bloque Institucional Social Demócrata (BIS), a golpe de fuertes recursos económicos y el apoyo del movimiento “Pasión por Ocoa” y la fundación que lleva su nombre, ha comprado el cariño de agradecidos ocoeños que recuerdan haber sido beneficiados con el oportuno “asistencialismo”. La batalla sin embargo, ha permitido que Carlos Castillo, presentado por el gobernante Partido de la Liberación Dominicana (PLD), desafíe las pretensiones avasallantes del primer senador histórico de la joven provincia.

En Ocoa, una imponente propaganda en la carretera Padre Billini, en las paredes de muchos solares,  en las entradas de centros comerciales, las estaciones de combustibles y de gas propano proximidades de escuelas, parques, en las distintas calles elegidas, apabulla estas vallas en las que expresan: “Viene la Alegría, Pedro al Senado 2016.”

 

Pero no todo es “fiesta electoral” en San José de Ocoa. Munícipes consultados muestran su preocupación, porque sospechan que hay algo raro en el ambiente. Aunque públicamente no lo comentan, les preocupa las denuncias de que en la campaña electoral posibles propuestas de candidaturas puedan estar financiadas con recursos de dudoso origen.

El pasado 22 de marzo, la Procuraduría Especializada Antilavado de Activos anunció que depura a un grupo de candidatos del nivel municipal y congresional por sus presuntos vínculos con el narcotráfico. El procurador antilavado de activos, Germán Miranda Villalona, apeló a mayores controles y supervisión por parte de la Junta Central Electoral (JCE) ante la ausencia de la Ley de Partidos. Un grupo de 20 personas, entre las que se cuentan varios candidatos de los distintos partidos políticos, están en la mirilla del Procurador Antilavado de Activos por sus presuntos vínculos con el crimen organizado.

Hace años, personalidades y representantes de la sociedad civil han venido reclamando que se evite la competencia de candidatos financiados por el ilícito, incluso fugitivos perseguidos por agencias internacionales que pudieran penetrar en la campaña y hacerse con un puesto electivo. Se ha expuesto en diferentes jornadas electorales que aprovechando las debilidades de la antigua Ley Electoral, exista la posibilidad de que candidatos que no pueden explicar el origen de su financiamiento, se presenten a las provincias con unos cuantos miles de electores y puedan ganar una curul o un cargo municipal. Incluso, sin ser nativo ni tener residencia oficial en un municipio. San José de Ocoa no es una excepción.

A munícipes de San José de Ocoa también les preocupa las debilidades de la Ley Electoral y que Ocoa,  como el resto del país,  no esté blindada sobre la posibilidad de que como se ha venido advirtiendo por años, gente de dudosa trayectoria, incluso comprometida con el ilícito pudiera presentarse y alcanzar una elección del nivel congresual y municipal. Es el caso del abogado y fiscal Nery Soto, que a la vez es presidente de la Fundación Caamaño. Nery Soto por ejemplo critica que siendo responsabilidad de instituciones gubernamentales, los aspirantes a cargos legislativos por agenciarse el favor de los electores, se dediquen a realizar operativos médicos y jornadas de asistencia social, y lo atribuye a la antigüedad y debilidades de la ley electoral vigente. “Un desorden institucional, el cuerpo de Ministerios y órganos estatales no funcionan…. fruto de la poca tradición democrática, de la clase política y bajo nivel cultural y educativo del pueblo dominicano, y solo se resolverá cuando funcionarios y legisladores no sean cualquier persona, sino calificados y preocupados en sus respectivas áreas”.

El país está viendo tiempos de desnaturalización política, por la razón de que hay  una gran duplicidad de funciones por parte de los funcionarios, agregó. Si cada funcionario hiciera lo que tiene que hacer  el país estuviera mejor. En caso específico de los legisladores, la Constitución le asigna tres funciones: Legislar, aprobar leyes  y representar el pueblo, fiscalizar las instituciones del Estado. Un legislador no está para involucrarse en actividades que le correspondan al ministerio correspondiente. Hay que fortalecer el nivel educativo de los ciudadanos y fortalecer las instituciones del estado. Si cada cual hiciera lo que le corresponde, el país estuviera mejor.

“Ley electoral es obsoleta del año 1997, no se adapta a los tiempos modernos observando el desarrollo de la criminalidad, lo que permite que cualquier persona que tenga dinero, no importa como lo haya obtenido, muchas veces fruto del crimen organizado o por corrupción administrativa, se dirigen a  una provincia pequeña y compran con su dinero sucio y mal habido voluntades de ciudadanos inconscientes y hambrientas y se imponen ante los verdaderos hijos y líderes comunitarios del lugar”. “Eso pasa en todo el país porque la Ley Electoral no prevé impedir esta situación. Hay que modificar la Ley Electoral para que sirva de palis, de cedazo para que toda la podredumbre política se quede sin posibilidades de acceder a puestos electivos. Los votantes deben tratar de elegir lo mejor”, comentó.

Para Fernando Castillo, dirigente de la Defensa Civil de San José de Ocoa, algunos candidatos que compiten por las posiciones electivas tienen unos  grupos de bandas que son los que dañan la situación.  En San Jose de Ocoa, todas las banderas políticas tienen bandas armadas. Hay muchos candidatos que sin hacer menciones de nombres tienen colas que le pisen. “Por ejemplo si a usted le dan 50 millones para una obra y usted solo invierte 15 o 20 millones, ya tiene cola que le pisen “Aunque con cautela provinciana, pero Fernando Castillo lo plantea: “Mi mensaje es que la gente piense. Después del 15 (de mayo), los Ocoeños y Ocoeañas nos vamos a dar las manos y en los pueblos chiquitos eso es común. Debemos mantenernos en armonía. Hay unos fondos que usted sabe de dónde salen.”.

El párroco de San José de Ocoa, José Alberto Lora (Padre Alberto) aunque advirtió no le gusta opinar sobre procesos electorales, no pudo dejar de plantear el problema social que observa en el marco de la campaña y la posibilidad de que el ilícito esté influenciando el proceso. “La droga está aquí desde del 98 a la orden del día. Meterse en ese punto y hacer esa pregunta… nosotros sabemos aquí, que ningún candidato tiene la capacidad moralmente hablando de invertir lo que se lleva la campaña  política”.

“En el momento uno se confunde, uno no sabe quien fue que hizo esto, ni lo gestionó. En la campaña se confunde lo que hace el gobierno central con lo que hacen los candidatos provinciales”. Aquí mucha gente que no está en el lugar adecuado. El senador hace las veces del poder ejecutivo, el senador sustituye al presidente, el presidente los sustituye a todos. A veces uno no sabe de quién uno está hablando. Aquí aparentemente el poder legislativo tiene  más poder para hacer obras que el poder ejecutivo. Todo el mundo dice que el poder legislativo es el  que está haciendo las obras.

El comportamiento de los candidatos en sentido general, no solo de la provincia de Ocoa, es inmoral, inadecuado porque cada quien está haciendo lo que no le corresponde. La Ley Electoral, digamos, es algo con eso, de quien puede o no ser elegido como candidato. Usted tiene derecho a participar del voto en favor de alguien, pero no necesariamente a ser elegido en unas elecciones. Se habla mucho y está impuesto el domicilio regular, pero domicilio regular puede ser que usted compre una casa aquí y que usted ponga su domicilio aquí aunque viva en Elías Pina. Mi domicilio es donde yo tengo suscrito todos mis documentos legales y donde recibo todos documentos que me nombran.  De un pronto si yo quiero demostrar que yo tengo residencia en Ocoa, yo puedo demostrarlo, o en Santo Domingo, o en La Vega. Eso es un problema serio. Aquí lo sabemos todo el mundo, Pedro Alegría tiene domicilio en domicilio en Ocoa?, Carlos Castillo tiene domicilio en Ocoa? Ninguno de los dos son de aquí. La junta tiene todos esos datos.

Sobre francisco portes

francisco portes