Home / ACTUALIDAD / ¡Tragedia! Inundaciones en cuenca del Mississippi deja 24 muertos

¡Tragedia! Inundaciones en cuenca del Mississippi deja 24 muertos

MississippiMISSOURI.- Las fuertes inundaciones en la cuenca del caudaloso río Mississippi han dejado 24 muertos, autopistas cerradas, infraestructuras inservibles y cuatro estados del medio oeste de EEUU anegados.

El Servicio Meteorológico estadounidense mantiene la alerta por riesgo de inundación los estados de Illinois, Missouri, Oklahoma y Arkansas.

Hasta el momento se han cuantificado 24 muertos, principalmente entre conductores que fueron sorprendidos por las crecidas en las planicies de la cuenca del río Mississippi y sus afluentes más importantes: el río Ohio y Arkansas.

Las muertes por las inundaciones han ocurrido en los estados de Missouri, Illinois, Arkansas y Oklahoma tras casi una semana de lluvias torrenciales.

El gobernador de Missouri, Jay Nixon, declaró el estado de emergencia y movilizó a la Guardia Nacional para asistir a las comunidades que han quedado anegadas por la subida del nivel de las aguas, muchos de las cuales se han quedado sin luz ni agua corriente.

El cauce del Mississippi sigue creciendo tras las lluvias, lo que ha obligado a cortar importantes vías de comunicación como la Interestatal 55 y la 44 en las cercanías de San Luis (Missouri).

Los alrededores de San Luis son de los más afectados debido a que las lluvias se han dado en la confluencia de los ríos Mississippi y Missouri y de otros afluentes menos importantes como el Meramec.

El crecido cauce del Mississippi sigue camino hacia el sur hacia Louisiana, lo que ha llevado a autoridades en toda la cuenca a cerrar esclusas y colocar sacos para evitar desbordamientos y nuevas inundaciones.

La crecida de ríos obligó este jueves a la evacuación de cientos de personas, cierne amenazas a la integridad de decenas de diques e hizo prácticamente imposibles los viajes por auto, bote o tren en el área metropolitana de Saint Louis.

Los ríos y arroyos, que ya estaban crecidos por las lluvias de otoño, alcanzaron niveles no vistos en casi un cuarto de siglo después que cayeron más de 25 centímetros (10 pulgadas) de lluvia esta semana en una sección entre el centro de Illinois y el suroeste de Missouri.

Aunque St. Louis no está inundada, cientos de viviendas en sus suburbios del suroeste resultaron dañadas, y los habitantes de cientos más tuvieron que dejarlas debido a que el agua se aproxima a los diques.

Largos tramos de dos autopistas fueron cerrados, y otras formas de transporte fueron igual de problemáticas. Directivos de la empresa ferroviaria Amtrak suspendieron los servicios entre St. Louis y Kansas City el jueves, y un tramo del río Mississippi que fue cerrado en St. Louis impidió el tránsito fluvial.

En Eureka, al suroeste de St. Louis, los bomberos habían hecho casi medio centenar de rescates en bote de personas atrapadas en sus casas, negocios o vehículos.

Los servicios de emergencia en el estado de Missouri siguen evacuando a personas, algunas de las cuales han tenido que refugiarse en los tejados de sus casas, mientras que una planta depuradora de agua a las afueras de San Luis ha tenido que ser detenida, lo que está afectando al suministro de agua corriente.

Esta es la segunda planta de tratamiento de aguas que tiene que ser cerrada al verse inundada con aguas residuales empujadas por la subida de los cursos fluviales.

En la localidad de Valley Park, a las afueras de San Luis, se ha ordenado la evacuación obligatoria de todos los residentes ante el temor de que el sistema de diques ceda y empeore el impacto de las lluvias.

El Cuerpo de Ingenieros del Ejército estadounidense se está encargando de vigilar y controlar los diques para que contengan las crecidas.

Sobre francisco portes

francisco portes