Home / ACTUALIDAD / Rebeldes sirios nombran nuevo jefe en lugar de comandante muerto

Rebeldes sirios nombran nuevo jefe en lugar de comandante muerto

Essam al-BuwaydhaniSIRIA.- Un grupo insurgente sirio nombró un sucesor por su comandante, muerto en un ataque aéreo, y prometió seguir luchando contra el gobierno sirio y el grupo extremista Estado Islámico.

El Ejército del Islam anunció el nombramiento de Essam al-Buwaydhani, conocido como Abu Hammam, como nuevo líder del grupo. El dirigente sucede a Zahran Allouch, que murió en un ataque aéreo contra una reunión de comandantes rebeldes en un suburbio de Damasco.

En un video subido a internet el jueves por la noche, un portavoz del Ejército del Islam dijo que la muerte de Allouch “sólo aumentará nuestra lucha” contra el gobierno del presidente Bashar Assad y el grupo Estado Islámico.

“Seguimos hacia delante en el camino, y no nos cambiamos ni desviamos”, dijo en el video un portavoz no identificado que leía un comunicado.

La muerte de Allouch un mes antes de la fecha prevista para iniciar las conversaciones entre el gobierno sirio y las fuerzas rebeldes es un golpe a los insurgentes que pelean por derrocar al presidente Bashar Assad y un impulso para las fuerzas del gobierno, que están a la ofensiva en varias partes del país desde que Rusia inició su campaña de bombardeos a finales de septiembre en apoyo de las fuerzas de Asad.

El Ejército del Islam participó este mes en una reunión de opositores celebrada en Arabia Saudí para acordar una delegación opositora que negocie con representantes del gobierno en las conversaciones de paz fijadas para enero en Ginebra. El gobierno sirio siempre ha dicho que no negociará con terroristas, y considera que el Ejército del Islam está dentro de esa categoría.

Se sabía que Allouch, que estaba a mediados de la cuarentena, tenía el respaldo de Arabia Saudí y Turquía. Era uno de los comandantes rebeldes con más poder, al mando de miles de combatientes que controlan amplias extensiones de Ghouta Oriental y Douma, suburbios orientales de Damasco. Además de combatir a las fuerzas del gobierno, el Ejército del Islam libró enconadas batallas cerca de Damasco contra el grupo Estado Islámico.

Aluch, un ex prisionero que fue liberado durante una amnistía general una vez que comenzó el levantamiento contra Assad en marzo de 2011, se unió a la oposición armada y fundó el Ejército del Islam, que se convirtió en una de las facciones rebeldes mejor organizadas en Siria.

Sus detractores le acusaban de ejercer una política sectaria y de emplear tácticas brutales similares a las del grupo EI.

Otros grupos opositores le consideraban responsable del secuestro en diciembre de 2013 de cuatro destacados activistas, entre los que estaba el abogado y activista de derechos humanos Razan Zaytouni. Él negó tenerlos en su poder, aunque fueron secuestrados en una zona bajo control del Ejército del Islam.

El gobierno sirio se atribuyó la responsabilidad por la muerte de Allouch en el bombardeo contra una reunión de comandantes rebeldes cerca de Otaya, un suburbio de Damasco.

El gobierno dijo que el ataque se había realizado tras una serie de operaciones de reconocimiento aéreo contra reuniones de organizaciones “terroristas” y sus sedes en Ghouta Oriental. Además de Allouch, el gobierno dijo que el bombardeo había matado a “un gran grupo de comandantes de Ahrar al-Sham y Faylaq al-Rahman”, otras facciones rebeldes que suelen aliarse con el Ejército del Islam.

Varios activistas sirios culparon a Rusia por el ataque.

Sobre francisco portes

francisco portes