Home / DIGITALES / Entiende Hipólito pudo hacer un buen papel en la oposición

Entiende Hipólito pudo hacer un buen papel en la oposición

JOSE A. NÚÑEZ PÉREZPor José Núñez.- Posiblemente el expresidente de la República, ingeniero Hipólito Mejía, no tenga el extra para llegar a más del 50% de los votos, su tasa de rechazo es “la espada de Damocles”,  pero en ese mismo tenor, nadie puede ignorar que un proyecto presidencial de este pintoresco personaje, su popularidad no estuviese por debajo del 35%, muy difícil.

También hay que reconocer que con tantos temas que existen en el ambiente, si este hombre tan amante y buscado por los medios de comunicación, de seguro que su presencia en los primeros planos de los  periódicos iba a estar prácticamente fija.

De seguro que expondría temas reales y dando en el centro de la diana, otros fueran cantinfladas, muchos de bromas y chistes, iba a poner el ambiente político carnavalesco, pero no se podía subestimar, él tiene o le sobra lo que muy probablemente le hace falta a la frialdad de su candidato presidencial en el PRM.

Ahora, de manera inexplicable para un veterano político, fue que el mismo señor Mejía, es el principal causante de su derrota interna, ya que se veía como el candidato natural del PRM, y máxime después de haberle sustraído la gran mayoría de los dirigentes al PRD, principalmente a Miguel Vargas, su archí enemigo de la última década.

También se llevó la tajada más grande de las masas perredeístas, por eso hoy su nuevo  PRM, dirigido por gente muy adultas, es el partido que se encuentra en un segundo lugar, aunque en honor a la verdad, un poco despegado del que encabeza la popularidad, el PLD y Danilo Medina.

Volviendo al tema de por qué debió ser Hipólito Mejía, no se debe olvidar que éste perdió las pasadas elecciones peleando, llegó a un respetable 47%, con el presidente de su partido enemistado, por la causa que fuere, no se integró a esa campaña y con cuatro súper frentes en su contra; el primero lo encabezada el actual presidente, Danilo Medida, el segundo lo coordinaba Leonel Fernández, que a la sazón del tema, era el presidente de la República.

Siguiendo en el contexto del párrafo anterior, el tercero de estos frentes se lo responsabilizaron a la mujer del sentimiento popular, la carismática y muy querida, la ex primera Dama, hoy, la flamante Vicepresidenta de la República, la tercera persona más popular del peledeísmo, Margarita Cedeño de Fernández. El cuarto frente y el más devastador fue el trabajo electoral del partido.

En este escenario, el ingeniero Mejía se dejó intimidar por las encuestas y los analistas parcializados, también por la sociedad civil, antes de presentar combate parece haber temido, cuando dijo; “si es Danilo Medina el candidato me retiro y hasta yo lo apoyo”, craso error de un político ducho, cuánta falta de visión.

Entonces, con estas confusiones, temeroso y un futuro opaco para la victoria del expresidente Mejía y su PRM,  se le abrieron las puertas de sus aspiraciones a Luís Abinader, el hombre que no acaba de prender y que su crecimiento parece como el de “los guineos denominados dame más”, es muy tenue para crecer, casi invisible, realmente no sé si es que no es su momento o es que es de los candidatos  que no prenden, el futuro nos dirá.

Ahí llega como un azar para los del PRM su falta de visión al escoger el aspirante que no iba a presentar la batalla que el momento amerita.

A los del PRM les pasó igualito que al PRD en el 2004 y el 2012, repitieron con Hipólito Mejía, cuando el candidato debió ser Miguel Vargas Maldonado, ahora al desprenderse del PRD, vuelven a errar, esta vez con las siglas del PRM, ya tienen a Luís Abinader como su candidato presidencial, cuando el hombre debería ser el guapo de Gurabo; Hipólito Mejía.

Si con el ingeniero Mejía tampoco ganan, es muy probable que les garantizaría más Alcaldes y Regidores, un mayor número de Senadores y Diputados, y obviamente, quedar con mejores números, por lo menos para su record.

Finalmente, se debe tener presente que cuando se es errático en  seleccionar a un aspirante a un puesto electivo, especialmente para la presidencia de un país, eso tiene una sola consecuencia, se pierde la oportunidad de lograr la meta, quedar en primer lugar: Ganar.

Sobre francisco portes

francisco portes