Marco EstradaARLINGTON, Texas — Marco Estrada no se amilanó durante su primera apertura en los playoffs, mientras que Troy Tulowitzki aportó al fin un hit en estas instancias pese a no encontrarse en plenitud física. Ambos se cercioraron de mantener con vida a los Azulejos.

El mexicano Estrada lució en la lomita y Tulowitzki apoyó su labor con cuatro remolcadas, incluidas tres con un jonrón que representó ese primer imparable en playoffs, para que Azulejos de Toronto venciera el domingo 5-1 a los Rangers de Texas.

Los Azulejos, que corrían el riesgo de quedar eliminados en la serie divisional de la Liga Americana, se acercaron a 2-1.

Texas tendrá otra oportunidad de resolver la serie como local el lunes. En caso contrario, el quinto y decisivo encuentro se disputaría el miércoles en Toronto, donde los Rangers ganaron los dos primeros compromisos.

Estrada limitó a los Rangers a una carrera y cinco hits en seis episodios y un tercio. Recetó cuatro ponches y no expidió pasaporte alguno.

“Uno podía decir desde el comienzo que él venía afinado”, dijo el manager de Toronto, John Gibbons. “Hizo un buen trabajo, pero es que lo ha hecho todo el año. Colocó bien su recta, su cambio de velocidad fue grandioso y creo que también usó la curva bastante bien”.

El bambinazo de Tulowitzki, con dos outs en la sexta entrada y por todo el jardín izquierdo, colocó a los Azulejos arriba por 5-0. Ese jonrón llegó dos innings después de que había gestionado un boleto con las bases repletas.

“Fue algo definitivamente increíble en ese momento. Yo estaba absolutamente emocionado”, dijo Tulowitzki, quien llevaba durante las entrevistas un dispositivo médico conectado al hombro y al brazo izquierdo. “Fui al dugout y todos estaban evidentemente emocionados de que nos hubiéramos colocado arriba por cinco. Esto nos dio un respiro. Esa era la meta, luego de estar abajo 2-0”.

Tulowitzki se perdió buena parte de las últimas tres semanas de la campaña regular, debido a una fisura en un omóplato y a dolencias musculares en la espalda.

“Estoy suficientemente bien para jugar. Pero he recibido toneladas de tratamiento, para ser sincero. Podría hacer esto todo el día. Salgo a jugar para ver qué pasa”, comentó el campocorto, quien llegó esta campaña a Toronto, en un canje con Colorado.

Martín Pérez permitió cuatro carreras y seis hits. Fue algo sorpresiva la designación del zurdo venezolano como abridor de este duelo, por encima de los veteranos Derek Holland y Colby Lewis.

Holland (4-3) abrirá el cuarto encuentro, ante el nudillero R.A. Dickey (11-11).

El tercer juego de la serie se realizó exactamente una semana después de que Texas aseguró el título del Oeste de la Liga Americana en el último día de la campaña regular. Alcanzó la meta en el tercer intento.

“Hemos estado en esta situación antes. Esto no es nuevo para el club”, indicó el manager Jeff Banister. “Sabíamos que Toronto estaba listo para jugar bien hoy”.

Por los Azulejos, los dominicanos José Bautista de 4-1 con una anotada, Edwin Encarnación de 2-0 con una anotada. El venezolano Dioner Navarro de 4-1 con una anotada.

Por los Rangers, los venezolanos Elvis Andrus de 4-1 con una anotada, Rougned Odor de 3-0 con una impulsada, Robinson Chirinos de 3-0. El dominicano Hanser Alberto de 3-1.

Astros gana y domina serie 2-1

HOUSTON — El desempeño impecable de Dallas Keuchel en casa durante este año ha colocado a los sorprendentes Astros a una victoria de la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

Keuchel siguió imbatible en el Minute Maid Park, al navegar con temple durante siete innings, en el duelo que Astros de Houston ganó el domingo 4-2 a los Reales de Kansas City.

Chris Carter disparó un jonrón y Houston tomó una delantera de 2-1 en la serie. Los Astros podrían definir este lunes, si se imponen en el cuarto juego a los campeones defensores del Nuevo Circuito.

Los logros notables de Houston llegan apenas dos años después de que los Astros impusieron un récord indeseable de la franquicia, con 111 derrotas. Aquella fue su tercera temporada consecutiva con un centenar de tropiezos.

“Creo que este éxito es más dulce cuando uno ha pasado por penurias, como lo hicimos en el primer par de años en que yo estuve aquí”, dijo Keuchel. “Pero no es que la confianza haya crecido. Ha estado aquí todo el tiempo… sólo que ahora estamos en los playoffs y en un escenario que llama la atención a nivel nacional… mucha gente se siente asombrada”.

Keuchel (2-0), quien maniató a los Yankees de Nueva York en el juego de comodines, supo conjurar varias amenazas, en una labor en la que toleró cinco hits y una carrera. Recetó siete ponches para salir airoso, luego de conseguir una foja de 15-0 en casa esta temporada, un récord de las mayores en la era moderna.

Durante 19 aperturas en el Minute Maid Park este año, Keuchel tiene una efectividad de 1.45.

“Cuando la pelota está en la mano de Dallas Keuchel, ello le da confianza a mucha gente, incluyéndome”, destacó el manager de los Astros, A.J. Hinch. “Y él realizó algunos lanzamientos excelentes”.

Luke Gregerson aceptó un jonrón de Alex Gordon en el primer turno de la novena entada, antes de poner fin al duelo para un salvamento en el que sacó cuatro outs. Los Astros disputaron su primer encuentro de playoffs como locales en 10 años.

Es la primera vez en tres años que Gregerson logra un rescate retirando a más de tres enemigos.

Jason Castro empujó dos carreras mediante un sencillo en el quinto acto, para poner la pizarra en 2-1. El dominicano Carlos Gómez, quien sufre un tirón muscular en las costillas, jugó de inicio por primera ocasión en la serie y contribuyó con un sencillo remolcador en el sexto inning.

El jonrón monumental de Carter colocó la pelota en las vías del tren decorativo, ubicadas en la cresta del muro entre el jardín izquierdo y el central. Ese garrotazo llegó al primer lanzamiento que hizo Danny Duffy en el séptimo episodio, para colocar el encuentro en 4-1.

Carter, quien bateó para .199 en la temporada regular pero ostenta un promedio de .455 en playoffs, se quedó a un triple de completar el ciclo por Houston, que fue anfitrión de un duelo de postemporada por primera vez desde la Serie Mundial de 2005.

“Después de sufrir tanto este año y de lograr el éxito que estoy teniendo en el último par de semanas, me siento muy bien por contribuir para que ganemos juegos”, destacó Carter.

Lorenzo Cain disparó un vuelacerca solitario en el cuarto acto por los Reales, que están a punto de quedar eliminados luego de llegar a la Serie Mundial el año pasado.

El abridor dominicano Edinson Vólquez cayó a un récord de 0-3 en postemporada, luego de recibir cinco inatrapables y tres carreras en cinco entadas y dos tercios.

Por los Reales, los venezolanos Alcides Escobar de 5-2, Salvador Pérez de 3-0. El cubano Kendrys Morales de 3-1. El puertorriqueño Alex Ríos de 3-0.

Por los Astros, los venezolanos José Altuve de 4-0, Luis Valbuena de 1-0 con una anotada. El boricua Carlos Correa de 4-1. El dominicano Gómez de 4-1 con una empujada.

Sobre francisco portes

francisco portes