Home / ACTUALIDAD / Enfrentar a Dallas Keuchel es un hueso duro de roer para Yanquis

Enfrentar a Dallas Keuchel es un hueso duro de roer para Yanquis

Dallas KeuchelNUEVA YORK – Los Yankees necesitaron más que unos cuantos golpes de suerte para llegar hasta esta instancia, dejando todo listo para un juego de vida o muerte en casa. Ellos le deben a los D-backs el favor por haber derrotado a los Astros en el último juego de la temporada, y ahora el reto será tratar de descifrar los lanzamientos del zurdo Dallas Keuchel.

Tras haberse ido en blanco en 16 entradas contra el líder de la rotación de los Astros esta campaña, los Yankees saben bien que enfrentar a Keuchel en cualquier estadio no es una perita en dulce, pero el zurdo ha dominado menos en gira que en el Minute Maid Park.

Los Yankees esperan que ese dato, aunado a que subirá a la loma con sólo tres días de descanso, obliguen a Keuchel a finalmente lucir como un humano ante sus ojos el martes por la noche en el juego por el Comodín de la Liga Americana presentado por Budweiser.

“No creo que su dominio haya sido sólo contra nosotros”, dijo el receptor de los Yankees, Brian McCann. “Creo que ha dominado en contra de toda la liga. Es un buen pitcher, trabaja adentro y afuera de la zona de strike y obtiene gran profundidad con su sinker y ataca la parte baja de la zona”.

Podríamos argumentar que Keuchel fue el mejor lanzador de la Liga Americana, habiendo ganado 20 juegos y registrado un promedio de efectividad de 2.48 en 232 innings. Keuchel abanicó a 216 bateadores mientras que obtuvo el segundo mejor promedio de roletazos entre los lanzadores calificados; el Yankee Stadium podría ser un paraíso de jonrones para bateadores zurdos, pero Keuchel sabe bien como mantener la bola baja.

“Es realmente bueno, punto”, destacó el manager Joe Girardi. “Ya sea él o David Price se van a llevar el Cy Young. Así de bueno es este muchacho. Nos presenta un gran reto”.

Como tal, Girardi está considerando fuertemente utilizar al bateador derecho Chris Young el martes, maniobra que enviaría a Brett Gardner a la banca. Young es uno de los pocos bateadores de los Yankees que han tenido éxito vs. Keuchel, ya que en su carrera le batea de 20-6 – y ha conectado dos de los nueve hits de Nueva York este año en contra del zurdo de la espesa barba.

El puertorriqueño Carlos Beltrán, quien ha sido uno de los bateadores más productivos de los Yankees en las últimas semanas, podría estar destinado a una gran noche con el madero. Beltrán batea de 9-4 con un pasaporte, doble y cuadrangular vs. Keuchel. Lo más probable es que Girardi llene su lineup con la mayor cantidad de toleteros derechos posible.

“Ha lanzado bien en contra de nosotros en un par de juegos, pero tomas eso con un grano de sal”, manifestó Young. “No sé qué tanto pueda pesar eso ahora. Lo mismo diría si le hubiéramos anotado 10 carreras cuando lo enfrentamos. Nada de eso importa ahora. En lo único que tenemos que enfocarnos es en el juego de mañana”.
Por su parte, Keuchel tomó con mucha cautela su próxima salida ante los Bombarderos.

“Estoy haciendo mis oraciones”, confesó Keuchel. “Se trata de uno de los mejores lineups del 1 al 9 de todo el béisbol”.

En dos enfrentamientos y 16 episodios esta temporada, los Yankees apenas le pudieron conectar nueve hits, recibieron solamente una base por bolas y se poncharon en 21 ocasiones.

Astros buscan seguir asombrando en NY

Para Dallas Keuchel, lanzar con tres días de descanso por los Astros de Houston en el duelo de wilcards de la Liga Americana es simplemente una nueva oportunidad para silenciar a todos lo que dudaron de su equipo durante la temporada.

“Me gusta jugar sintiéndome subestimado”, dijo Keuchel el lunes en el Yankee Stadium. “Creo que a muchos de mis compañeros también les gusta así”.

Inclusive antes de este martes por la noche, cuando disputarán un partido de vida o muerte en el que enfrentarán al pitcher que los blanqueó dos veces esta campaña, los Yanquis de Nueva York se encontraron con un enorme desafío: CC Sabathia, uno de sus líderes, no acompañará al equipo en la postemporada, pues ingresará a un centro de tratamiento de alcoholismo.

Para avanzar a la serie divisional y medirse con los Reales, en una pulseada al mejor de cinco juegos que arranca la noche del jueves en Kansas City, los Yanquis tendrán que descifrar cómo vencer al único pitcher de la Americana que alcanzó las 20 victorias, y contra quien se fueron en blanco durante 16 innings en esta temporada.

Keuchel (20-8) es reconocible por su tupida barba, pero en el montículo ha sido implacable, erigiéndose entre los favoritos al Cy Young.

Y el manager debutante A.J. Hinch, quien ha atinado en todo para guiar a los sorprendentes Astros a su primera postemporada en una década, confía en que su as de 27 años sabrá cumplir con la asignatura.

“Creo que está bien preparado, bien físicamente. Solo que es una rutina un poco diferente”, dijo Hinch. “Quizás esto concita más atención de lo necesario. Pero al final de cuentas, si lanza bien, será por hacerlo con muchas agallas al responder con poco descanso. Si lanza mal, será por el cambio de rutina y falta de descanso”.

Keuchel considera que los cuestionamientos sobre su habilidad para abrir sin el descanso habitual representan un motivo más para que Houston desafíe las expectativas.

Los jóvenes Astros perdieron 111 juegos hace apenas dos años. Con el torpedero Carlos Correa como su estrella emergente, sorprendieron a todos en el mundo del béisbol al despegarse como líderes del Oeste de la Americana, antes de rezagarse en septiembre. Lograron reaccionar a tiempo para conseguir el segundo wildcard en el último día de la campaña.

“Creo que hay mucha gente harta de nosotros”, indicó Keuchel. “Nos cansamos de demostrarles que estaban equivocados toda la temporada y vamos a continuar haciéndolo”.

Los Yanquis también fueron una sorpresa. Y es que nadie esperaba que fueran protagonistas al año siguiente del retiro de Derek Jeter.

Pero liderado por los repuntes de Alex Rodríguez y Mark Teixeira (lesionado), Nueva York marcó el paso en el Este hasta que Toronto le dio alcance en agosto.

Keuchel se medirá con una alineación de Nueva York que entró a la postemporada a los tumbos, perdiendo seis de siete partidos.

Cuando los Yanquis estaban en su apogeo, Keuchel les silenció con pelota de seis hits en Houston el 25 de junio. Repitió su notable actuación en el Bronx, al diseminar tres hits en siete innings el 25 de agosto.

“Es un pitcher que mantiene la bola bajita en la zona”, dijo el manager Joe Girardi. “No puedes estar cazando lanzamientos con él”.

Pero A-Rod, quien ha tenido varios octubres para el olvido en el pasado, cree que todo puede cambiar este martes para los Yanquis. El bateador designado tuvo una campaña sorprendente, tras perderse todo el año pasado debido a una suspensión por dopaje.

La postemporada es el momento en que todos pueden hacer borrón y cuenta nueva.
“Empezamos de cero”, zanjó Rodríguez.

Sobre francisco portes

francisco portes