Home / ACTUALIDAD / ¿Dónde deben estar los principales controles para el buen uso de las finanzas públicas?

¿Dónde deben estar los principales controles para el buen uso de las finanzas públicas?

 

JOSE A. NÚÑEZ PÉREZPOR JOSÉ NÚÑEZ PÉREZ.- Obviamente, este tema tiene mil y una formas de cómo llevarse a cabo, ahora, entre los métodos ideales de controles financieros y los  posibles de aplicarse con efectividad, también debe existir como condición sine qua non  de una política de Estado transparente.

Las herramientas ideales para los controles financieros  en el Sector Público, naturalmente que tienen entre sus aliados vitales la digitalización de todas sus operaciones contables y financieras, donde la transparencia tiene que ser la salvaguarda, y que se apoya en el modernismo de la tecnología computacional.

En este contexto, de entrada, se debe puntualizar que los procesos, además de respetarse al pie de la  letra, no van a depender de un solo paso, control o exigencia, al revés, va a existir una cadena de pasos que cada día deben tender a simplificarse, conjuntamente con su comprensión generalizada,  con las flexibilidades y facilidades a ser  comprobadas por los interesados en las informaciones financieras del sector público.

Por lo tanto, entendemos que siempre es importante conocer los estatus financieros reales de los incúmbentes en las áreas de decisión y de poder, aunque también hay un personal que cada día debe estar mejor  remunerado y con fuerte penalización cuando cometan errores, indelicadezas y robos en contubernios con los clientes del sector público en sus diferentes categorías, especialmente con los puestos de mandos.

El personal a que nos referíamos en el párrafo anterior, son los mal llamado Auditores de la Contraloría General de la República en sus diferentes modalidades, y el calificativo de mal llamado, viene a colación,  porque éstos realizan un trabajo más de contraloría que de auditoría, ya que sus funciones las realizan ex antes, o sea, antes de legalizarse y ejecutarse los contratos y pagos en sus diferentes facetas.

Deberían ser llamados Contralores-Auditores con categoría de jueces o cuerpos colegiados, donde sus observaciones sean mandatos y preavisos con visos de advertencias legales pro justiciera.

Aquí es que hay que concentrar los mayores esfuerzos y darles las facilidades y comodidades a este grupo selecto de servidores públicos.

El Estado dominicano debe dotarlos de todas las condiciones laborales competitivas, con el personal requerido e independencia absoluta de las instituciones donde están asignados por algún tiempo.

Hay que dotarlos de todas las facilidades habidas y por haber, para que se le facilite hacer investigaciones de los procedimientos contables financieros en los manejos presupuestarios de cada una de las instituciones públicas. Así es seguro que damos pasos agigantados al mejor uso del Presupuesto Nacional.

Finalmente, la tapa al pomo se le pone a estos asuntos (a las buenas Ejecuciones del Presupuesto Nacional y de las Finanzas Públicas), cuando garantizamos la implementación de una política de Estado transparente y el involucramiento de la Sociedad Civil, junto a todo el pueblo interesado, donde el régimen de penalizar las violaciones sea infalible, con actitud y aptitud, sin excepciones, por supuesto.

Sobre francisco portes

francisco portes