Home / POLITICA / Establece distancia entre un Cuadro Político, un Militante, el Líder y un Candidato Popular

Establece distancia entre un Cuadro Político, un Militante, el Líder y un Candidato Popular

JOSE A. NÚÑEZ PÉREZPOR JOSÉ NÚÑEZ PERZ.- En los tiempos de campañas electorales es donde se crea un verdadero pan demonio en las confusiones de los conceptos de lo que es un cuadro político, un militante, el líder o un candidato, especialmente si tiene pegada, es decir, si se hace popular

Y todo lo expuesto en el párrafo anterior, acontece porque en la etapa de zafra política o campañas electorales, se mezclan todo tipo de personas, es como dice el refrán popular, “aquí se juntan mansos con cimarrones”, o pica-pica con gentes de criterio político. Pero uno y otro cuentan, todos parecen tener el mismo valor, aunque solo en lo parecido, jamás podrán ser homogéneos estos aportes electorales.

En este contexto, se nos hace obligatorio en las próximas líneas y párrafos, conceptualizar sobre los cuatro temas que encabezan este artículo, por lo tanto, comenzaremos con lo que es un Cuadro Político.

Éste (el cuadro político), según el consejo de trabajadores (as) del Minpptrass, de Venezuela, es decir, El Ministerio del Poder Popular para el Proceso Social del Trabajo (MINTRA), es aquel que ha alcanzado cierto desarrollo intelectual en diversos temas vinculados a la política, como son, la economía, la sociología, historia, …, y que los aplica críticamente.

El Cuadro Político es más un organizador que un trabajador con las masas, es un impulsor y supervisor de los planes de trabajo en un partido, es el que está llamado a garantizar el cumplimiento de los métodos de trabajos, por lo tanto, es prudente observar, que no todo militante es un cuadro político.

El Militante como su nombre lo indica, se consigue con la integración y la participación activa y constante en uno o varios procesos, que pueden ser coyunturales o en un plazo de diferentes períodos. Aquí no se requiere tener desarrollo político.

Un Líder, es el que tiene la capacidad de ejercer influencia sobre los demás, que puede conducir, dirigir, llevar hacia adelante unos objetivos, propósitos o un proyecto. O sea, es quien sabe o puede dirigir y conducir a la vez. Éste  puede surgir en todas las actividades sociales.

Jesús E. Mazzei Alfonzo, nos dice: “Todos los líderes tienen poder, pero no todos los que detentan poder son líderes. Ya que el liderazgo sobre seres humanos se ejerce cuando personas con ciertos motivos y objetivos, movilizan recursos institucionales, políticos, religiosos, psicológicos y además, potencian y satisfacen intereses de sus seguidores. Aquí  nos referimos al poder como una relación cualitativa, en cuanto es valiosa tanto para el líder como para los seguidores”. 

En este contexto, Alcántara Sáez, define las características  que sobresalen en la idea de un político de calidad (un líder), “…, de atributos innatos, como la espontaneidad y la reacción; y la capacidad de relacionarse con el entorno en términos de comunicación y empatía”.

Mientras que un candidato popular, “solamente requiere la aceptación y fama entre la mayoría de la gente, que esté al alcance de las personas de escasas formación cultural y con los que poseen menos medios económicos, o también, que sea grato al pueblo”, y obviamente, hagan empatía, de ahí, que no se requiere más nada. No hay que ser militante, cuadro político ni líder, solo el pueblo decide este asunto de la popularidad.

El Cuadro Político, resume en su haber, militancia prolongada, identificación y compromiso con su partido, acompañado siempre del desarrollo político y el ascenso institucional, aún sea mínimo.

Mientras que El Líder debe ser aceptado como tal, asume causas y crea empatía con sus dirigidos, generalmente es respaldado en su accionar y asume compromiso con la comunidad, lo que obligatoriamente requiere de un trabajo que toma tiempo. O sea, los cuadros políticos y los líderes se asemejan en algunas cosas, como por ejemplo, para lograr estas distinciones se requiere necesariamente tiempo en el  desarrollo de una actividad o en el sector social que accionan.

En el caso de un Candidato Popular, éste generalmente es producto de una coyuntura y no requiere para lograr este calificativo, ni ser líder ni ser cuadro político, solo necesita que lo acepte la mayoría en un conglomerado determinado, es decir, hacer empatía y conectar con los votantes.

Hago estas diferenciaciones, para que los políticos, militantes, los simpatizantes o los que son miembros de un partido o que les interesa esta área del saber y del conocimiento científico, que no se queden en la superficie.

Deben saber distinguir en la actividad política electoral, al candidato popular, el militante, a un cuadro político, al líder, todos con sus espacios, y caben en un mismo lugar, que es su hábitat natural, el partido o los partidos políticos, las organizaciones…, donde hay de todos y para todos.

Quizás es la razón que cada día crecen más las confusiones en estos conceptos y todo el mundo se cree ser de todo, líder, candidato popular, cuadro político, dirigente o un militante, los mezclan a todos. Los comparan, miden e igualan para los mismos espacios y valoraciones…

El Cuadro Político, es un hombre que está más centrado en el partido, en su organización. El Líder, es más amplio, ya que además, generalmente, no solo representa una estructura partidaria, siempre es un individuo que hace otros compromisos con su pueblo y si lo mezcla con la empatía, se convierte en una figura popular.

Lo popular de una figura puede nacer en cualquier momento o coyuntura, el ser un militante se logra con la participación activa, mientras que para hacerse un cuadro político o un líder va mas allá, requiere pulimento y mucho espacio en el tiempo, es decir, la praxis del día a día en la política.                                                                                                                                                                                                                                                      

Y no son los mismos ni son iguales, representan valores, intereses, compromisos y objeticos diferentes en una organización política o de otros géneros.

Qué lamentable, ya que únicamente los menos comprenden y les enseñan estas diferencias, y que  no sea popular el saber distinguir entre: Un cuadro político, un militante, el líder y lo que es un candidato popular, especialmente, para que debe servir o ser de mayor utilidad cada uno  de éstos dentro de una organización. ¡Qué barbaridad!

Sobre francisco portes

francisco portes