Home / ACTUALIDAD / En Badiraguato, pueblo de ‘El Chapo’, se vive con miedo

En Badiraguato, pueblo de ‘El Chapo’, se vive con miedo

ChapoSINALOA, México.- En el municipio de Badiraguato, Sinaloa, muchos pobladores están felices de que Joaquín Archivaldo Guzmán Loera haya escapado de una prisión de máxima seguridad hace más dos semanas, el sábado 11 de julio por la noche a través de un túnel clandestino de 1.5 kilómetros de extensión.

La noticia de su escape de El Altiplano fue recibida en Badiraguato con alegría, al contrario de lo que se podría pensar, tal como lo narró la periodista Linaloe Flores para SinEmbargo.

Allí, donde nació el narcotraficante, la mayoría de sus 30 mil habitantes tienen la esperanza de que con la libertad de “El Chapo” se reactive la economía local, y que la quinta parte de su ciudadanía (3 mil 725 pobladores) salga de la extrema pobreza.

Pero su Alcalde, Mario Valenzuela López, no coincide con ellos. Ni con el “mito” creado en torno a la figura del narcotraficante, a pesar del apoyo social con el que el criminal cuenta.

En entrevistas concedidas a diversos medios de comunicación durante la última semana, el político priista asegura que su municipio no se ha visto beneficiado por la supuesta benevolencia y filantropía del líder del Cártel de Sinaloa.

El Alcalde señala un ejemplo emblemático del mito creado alrededor de la figura de Guzmán Loera: los caminos que llevan a el rancho “La Tuna” –lugar en donde nació “El Chapo” en 1957, y en donde vive su madre, Consuelo Loera Pérez– continúan siendo de tierra, así como muchas de las vías del municipio.

El Presidente Municipal de Badiraguato (el segundo municipio más pobre de los 18 que componen Sinaloa) desmintió las historias acerca de la presunta benevolencia del narcotraficante, como son regalos de medicinas para los pobres, envíos de agua potable a poblados afectados por tormentas y dádivas de dinero para todos quienes se lo solicitan.

Valenzuela López dijo que todo es un mito que han creado para engrandecer su figura. Aseguró que no existe un edificio, obra pública, escuela u hospital que pueda decirse que fue construido con dinero del narcotráfico o con recursos de “El Chapo”.

“Es un mito que han creado, que algún narcotraficante de aquí haya invertido en Badiraguato. Yo no veo un edificio que está produciendo empleo; yo no veo una obra pública, una cancha, un techumbre, un drenaje, una escuela, un sistema de agua potable, una casa de salud o un hospital que ustedes puedan decir que fue construido con dinero del narcotráfico o con recursos de ellos”, afirmó.

Enfatizó que si el narcotráfico fuera tan benévolo con los habitantes de las comunidades de Sinaloa, éstas tendrían otra cara y gozarían al menos de pavimento, así como de drenaje, con lo cual no se cuenta, dijo.

“(Nuestras comunidades) tendrían otra cara, tendrían pavimento, drenajes, pero no lo tienen, y no lo tienen porque es un mito lo que han creado de este apoyo social”, dijo el Alcalde, quien también reveló que muchos de los habitantes de la región se han dedicado al cultivo de droga para poder subsistir.

“Hay una dependencia, la estructura de ‘El Chapo’, me imagino que es muy grande, eso no lo digo yo. Ahí están las redes sociales, ahí están las marchas del 2014, porque si en tu familia hay alguien que se dedica a eso, pues depende la mujer, dependen los hijos, dependen los tíos, los abuelos y es una cadena”, abundó el Alcalde en entrevista para Radio Fórmula.

En múltiples ocasiones se ha narrado que Guzmán Loera nació pobre para después alcanzar la riqueza, siendo en la actualidad uno de los hombres con más dinero del planeta, de acuerdo con la revista estadounidense Forbes.

Pero se asegura que ninguna de las dos decenas de personas entrevistadas por ellos pudo mencionar alguna evidencia de su generosidad.

“…el mismo Badiraguato carece de señales de dinero, como los concesionarios de automóviles de lujo, los mausoleos palaciegos, los conjuntos cerrados de viviendas nuevas de acceso restringido, o decenas de cambistas callejeros con dólares baratos, y que son tan obvios y comunes en Culiacán, la capital del estado ubicada a hora y media de distancia”, dice el despacho de la agencia estadounidense.

Badiraguato tiene sólo 30 elementos adscritos a la Policía municipal y la presencia de las fuerzas federales (Policía Federal, Ejército, Marina) es casi nula, de acuerdo con diversos reportes periodísticos.

Por otra parte, Guzmán Loera ha sido acusado que durante los últimos 10 años, la sangrienta lucha que su Cártel desató contra sus competidores, ha dejado un saldo de al menos 80 mil muertos y 30 mil desaparecidos en todo el país.

A pesar de ello, Valenzuela López consideró que el líder del Cártel de Sinaloa es un antihéroe al estilo de Robin Hood, y que “El Chapo” tiene cuidado en no afectar a inocentes cuando efectúa sus letales ajustes de cuentas.

“No es violento -es mi punto de vista-, no enfrenta el gobierno a balazos, no enfrenta al gobierno de esa manera, por eso es un hombre inteligente en sus negocios”, dijo el Alcalde a pesar de que el municipio que gobierna no es inmune a la violencia y suele reportar una tasa de homicidios al menos cinco veces superior a la del promedio nacional.

“La mitología que rodea a Guzmán es la de una versión de Hollywood de un mafioso de la vieja escuela, un capo implacable pero al mismo tiempo honorable que hizo su fortuna tras crecer como hijo de un agricultor sin dinero. Sin embargo, a pesar de sus raíces humildes, Guzmán no es querido entre las familias de agricultores pobres a las que el cártel ha obligado a desplazarse”, se afirma.

Se informó que en últimos cinco años cientos de familias han huido de su municipio montañoso de Sinaloa de Leyva, impulsadas ya sea por el miedo o por las amenazas del cártel de Sinaloa, que presionó a los agricultores locales para que plantaran amapola con el fin de contrarrestar la caída de los precios de la marihuana.

Los habitantes que no querían sembrar cultivos de narcóticos enfrentaban secuestros o incluso la muerte, afirma la agencia estadounidense. Muchos de ellos pasan muchos apuros para sobrevivir como refugiados sin vivienda ni empleo en las afueras de las ciudades sinaloenses de Surutato, Guamúchil y Culiacán.

“No hemos tenido una llamada ni del Estado ni de la Federación en cuanto a coordinación, o si hemos observado algo anormal, si el gobierno federal sospechara que ‘El Chapo’ está en Badiraguato, ya nos hubieran invadido con operativos, con todo eso”, dijo el político sinaloense.

Aseguró también que la población no delataría al narcotraficante, ya que comprenden los riesgos que esto tendría para su seguridad y para su familia, además de considerar que la recompensa ofrecida por las autoridades (de 60 millones de pesos) no tiene veracidad o validez.

El Alcalde de Badiraguato contó a El Financiero que sólo los militares montaron retenes en la carretera de acceso la tierra del líder criminal, pero son los mismos que pertenecen a la base militar que opera desde 1970, cuando se estableció la Operación Cóndor, como campaña permanente contra el narcotráfico.

En homenaje a “El Chapo”

En Badiraguato, varios locales comerciales honran al narcotraficante, como el restaurante de pollo asado llamado “El Chapo”, que está ubicado cerca de la plaza principal. Foto: La Tercera

Aún con las actividades relacionadas con las drogas, los habitantes de Badiraguato viven de manera marginal, sin electricidad ni otros servicios básicos.

Dice la agencia Reuters que esta es una situación que contrasta con ciertos signos de riqueza que estarían relacionados con el narcotráfico. “Llaman la atención grandes casas con portones, con autos nuevos y un parque recreativo que fue construido recientemente a la orilla de un río”.

Sinaloa es parte del llamado “Triángulo dorado”, una zona en la cual prolifera el cultivo de drogas, y que también comprenden los estados de Durango y Chihuahua, debido a su clima y a su accidentada geografía, con frondosas montañas. Su ubicación geográfica también conecta a Sinaloa con Michoacán y Guerrero, otros dos grandes productores de opio y marihuana.

Desde ahí, el Cártel de Sinaloa controla las rutas que van hacia Estados Unidos, como Tijuana, Ciudad Juárez y Mexicali, que le dan acceso a su gran cliente: el estado norteamericano de California.

Sólo en Estados Unidos, el cartel de Sinaloa domina el 30 por ciento del tráfico de marihuana y cocaína, y más del 60 por ciento de la heroína. Sus ventas rondan los 3 mil 200 millones de dólares anuales, dice la agencia británica.

Carlos Velázquez, corresponsal del diario El Financiero, dice que en “La Tuna”, la cuna de “El Chapo” Guzmán, donde se le considera un héroe a seguir, un ejemplo y modelo para sus 105 habitantes, la mayoría de las casas de techo de hojalata contrastan con la mansión del narcotraficante, en tonalidades rosa y naranja, con antenas satelitales para televisión, construida para su mamá, una señora cercana los 90 años de edad.

En esa comunidad, los adolescentes se encuentran “armados hasta los dientes” con rifles de alto poder. “Ellos atienden labores en el rancho, cuidan los caballos, lavan ropa, hacen comida o resguardan ‘El Cielo’, la casa de Consuelo Loera”.

Sobre francisco portes

francisco portes