Home / ACTUALIDAD / Comer para vivir: Alimentos anticancerígenos más efectivos

Comer para vivir: Alimentos anticancerígenos más efectivos

vegetalesLa alimentación juega un papel importante tanto en el desarrollo como en la prevención de las enfermedades, también del cáncer. En el libro Cocinar para vivir (Destino) el doctor Fernando Fombellida, pone al alcance de todos la información científica más avanzada en relación a la alimentación, la nutrición y el cáncer, y el chef Andoni Luis Aduriz, aplica sus consejos en un recetario para el día a día.

En este extracto del libro el doctor Fombedilla explica cuáles son los principales alimentos con propiedades anticancerígenas.

Este capítulo nace con dos objetivos. Uno de ellos, práctico, ya que te vamos a indicar con qué alimentos tienes que llenar tu cesta de la compra. El otro, científico, ya que se intenta justificar, desde un punto de vista científico, por qué se han seleccionado estos alimentos y no otros. Curiosamente, no estamos hablando de que compres alimentos sofisticados, producto de la alta tecnología aplicada en los grandes laboratorios. Al contrario, son productos que los ofrece la naturaleza y quizá por ello no llegamos a alcanzar la dimensión de su altísimo valor.

Los estudios científicos nos muestran que la mayoría de las dietas que nos protegen frente al cáncer están compuestas, predominantemente, por alimentos de origen vegetal, que son una auténtica factoría de sustancias bioactivas, vitaminas, minerales y fibra dietética.

Ahora bien, no te equivoques. El consumo de estos alimentos tiene que estar integrado en el contexto de un patrón alimentario adecuado. Esto significa que no tendría mucho sentido comer brócoli, manzana y beber té verde si también vas a atiborrarte de alimentos procesados industrialmente y de bebidas azucaradas o alcohólicas.

Sabemos qué alimentos pueden ayudarnos a preservar nuestra salud, pero desconocemos la frecuencia y las dosis exactas. Como norma general, debes consumir varias veces al día alimentos que contienen fibra dietética, vitaminas, minerales y fitoquímicos, y que además aportan pocas calorías. Te sugerimos que leas este capítulo con una doble actitud. Por un lado, con la esperanza de que los alimentos pueden hacer mucho por ti, pero a su vez, con una mirada crítica. Seamos realistas. Resulta muy complicado valorar la repercusión de un solo alimento en el riesgo de desarrollar un cáncer. La realidad es que, salvo excepciones, no disponemos de estudios tan específicos en el ser humano.

Sobre francisco portes

francisco portes