Home / ACTUALIDAD / Así celebran los iraníes su milenario pasado como pueblo

Así celebran los iraníes su milenario pasado como pueblo

10644791wMuchas hogueras, fuegos de artificio, petardos y cohetes de sirvieron anoche a los iraníes para la tradicional del “Charshande Surí”, un festival anterior a la llegada del Islam al país y que ha sido festejado por sus habitantes desde unos 1.700 años antes de Cristo.

Esta fiesta del “miércoles”, como se conoce en lengua persa, de carácter marcadamente popular, es el preludio y el primero de los grandes festejos que los iraníes realizan vinculados al año nuevo persa, el “Nouruz”, que comienza el próximo 21 de marzo.

Como cada año desde tiempo inmemorial, los iraníes se congregaron el último martes del calendario tras la puesta del sol ante hogueras improvisadas en esquinas y callejones de sus ciudades y pueblos, y durante toda la noche festejaron con fuegos artificiales para despedirse del año, deshacerse simbólicamente de las cosas que fueron mal y pedir energía para el año nuevo.

Esta tradición zoroastriana, la religión dominante en Irán antes del Islam, se realiza en el país pese a que los dirigentes de la República Islámica la ven con malos .

Así, en Teherán grandes grupos de policías se congregaron en los parques mas importantes para evitar que la gente encendiera allí sus hogueras, aunque luego hacían la vista gorda ante los miles de fuegos que iluminaron la noche prácticamente en cada calle de la ciudad.

“Es una buena costumbre de los iraníes que hemos tenido siempre. Los árabes llegaron y quisieron cambiar nuestras tradiciones, pero no pudieron. Por eso, lo hacemos con orgullo”, indicó a Efe Farid Javarí, un hombre de mediana edad ante la hoguera que había encendido frente a su casa en Teherán.

Para su esposa Azar, que esta tradición se mantenga se debe a que “el fuego es algo que limpia y a los iraníes les gusta la limpieza”.

“La tradición dice que uno debe saltar sobre las llamas, y cuando lo haces, tiras todo lo malo que tienes y a cambio captas todo lo bueno y lindo que tiene”, explicó.

Los años, sin embargo, han cambiado parte de la tradición y han ido eliminando otras prácticas como el “Ghashoghzaní”, en la que niños y jóvenes encapuchados y armados con platos y cucharas van armando ruido en el vecindario a cambio de dulces o frutos secos, similar al Halloween occidental.

Ahora los más jóvenes apenas participan de estas tradiciones y se limitan a hacer fuego y a tirar petardos y todo tipo de cosa combustible a las hogueras, ante el reproche de algunos veteranos que lamentan los excesos y que las calles parezcan “la guerra”.

“Sí, antes se reunían y comían en familia, pero ahora ha cambiado un poco la celebración y lo que nos gusta es hacer todo el ruido posible”, reconoció a Efe Sepehr Saidfar, un joven de unos 20 que acompañado por sus amigos había prendido dos fuegos en mitad de la calle.

De hecho, la falta de control sobre el fuego esta noche pasada causó la muerte de al menos dos personas y heridas a varias decenas tan solo en Teherán.

Mohamad Yalalí, otro veterano participante del “Charshande Surí”, defendió la necesidad de mantener y transmitir esta celebración a los niños, para demostrar que la cultura iraní “sigue viva” y que se le da importancia.
No obstante, Yalalí lamentó que durante la noche se cometan excesos con el fuego que puedan dar pie a la represión del festival.

“Si la gente no se propasara, la policía no diría nada. En cualquier caso, con la prohibición, no se eliminará esta tradición”, reflexionó.EFE

Sobre carlos miguel

carlos miguel
Administrador webmaster