Home / ARTES Y ESPETACULO / Donatella Versace presenta en Brasil su colección para Riachuelo

Donatella Versace presenta en Brasil su colección para Riachuelo

dona_0La diseñadora italiana Donatella Versace presentó hoy su colección en colaboración con la marca brasileña Riachuelo, en un evento celebrado en el marco de la Semana de la de Sao Paulo, la mayor pasarla de América latina.

La línea presenta cuatro estampados basados en “best-sellers” y de la época de Gianni Versace, como la emblemática trama inspirada en el fondo del mar, que el modisto, hermano de la diseñadora y creador de la de , presentó en su histórica colección de verano de 1992.

Los diseños de conchas y estrellas doradas y las maxibisuterías fueron usadas también entonces por la primera generación de supermodelos, como Cindy Crawford, Naomi Campbell o Claudia Schiffer.

Esta es la primera colaboración de la gigante cadena brasileña de ropa “fast-fashion” Riachuelo con una marca internacional, lo que ha generado una gran expectación entre sus clientas brasileñas, que podrán disfrutar de toda la colección en las tiendas de la marca a partir de este 7 de noviembre.

El cuarto día de la “Sao Paulo Fashion Week” (SPFW) trajo además un gran ritmo de presentaciones, como fue la de Patricia Viera, tradicional diseñadora de la pasarela Río, que este año ofreció una charla-presentación de la colección en la Facultad de Bellas Artes de Sao Paulo.

En este entorno creativo, la diseñadora mostró de nuevo su maestría en el trabajo del cuero, con piezas trabajadas en diversos acabados y texturas, como el ante (gamuza) con calados cortados a láser en pequeñas geometrías o relecturas del encaje.

Las piezas de vestidos y cazadoras monocolores, amarillo y negro, trabajadas en charol traían un aire joven y contemporáneo a esta colección.

La tarde trajo a Gloria Coelho al pabellón de la SPFW con un desfile de interesantes cortes y estructuras, como es habitual en esta diseñadora.

La colección ha combinado de forma original la tendencia años 60 y 70, con piezas de crepe de acetato, cuero y vinilo en chaquetas bomber, pantalones de cintura alta y vestidos de siluetas ajustadas.

Coelho trabaja varios materiales en una misma pieza y ejemplo de ello han sido los cortísimos pantalones presentados con aplicaciones de cuero o los vestidos de lana mini con tiras de vinilo acopladas, que han aportado el punto sexy a esta colección.

Fernanda Yamamoto presentó un desfile con grandes trabajos en lana tricotada, material inédito para la modista que volvió a aprovechar los restos de hilos para insertarlos en abrigos, faldas vestidos y blusas.

“Tops” y vestidos en fina lana gris se presentaban con volantes poco convencionales y las piezas en Jacquard de algodón ganaban accesorios superpuestos produciendo estampas abstractas que rompieron suavemente el minimalismo de la presentación.

La diseñadora Gina Guerra hizo su debut en la “Semana de la Moda de Sao Paulo” con la marca GIG, línea de ropa de punto que lleva diez años en el mercado brasileño.

La colección estuvo inspirada en un viaje a Uzbekistán de la diseñadora, que permitió traer para la ropa de punto de esta colección los estampados gráficos y coloridos de la zona.

El uso de una nueva máquina (utilizada por marcas como Prada y Dior), que realiza el diseño de tapicería con la textura del punto y que posibilita acabados nuevos, permitió presentar piezas de abrigos y vestidos con originales diseños en alto relieve.

La marca Teca por Helo Rocha introdujo un estilo exuberante con muchas maxi-lentejuelas en chaquetas deportivas y vibrantes bordados de mariposas con fondo negro en blusas, “tops” y vestidos.

Inspirada en la floresta medieval, ricos tejidos en terciopelo, crepes de seda y gasas bordadas aparecieron en vestidos largos camiseros y faldas de vuelo midi, en una colección extremadamente femenina y llena de glamour.

La diseñadora Juliana Jabour, por su parte, celebró sus 10 años de marca con una colección que rememoraba su historia de trabajo con elementos como el neopreno y los tejidos deportivos.

El cuarto día de la SPFW lo cerró la marca OSKLEN, una de las más internacionales de Brasil, con la propuesta de un viaje en carretera del campo a la ciudad.

La colección apostó por chalecos, chaquetas y abrigos de tricot de lana en acabados rústicos, a los que se les unieron camisas largas y pantalones pitillo en seda lavada de cuadros escoceses rojos, como una relectura contemporánea de la camisa leñador.

El viaje a la ciudad avanzaba y las piezas entraban en formas más estructuras y compactas, como los chalecos armados y los pantalones bermudas de gruesa lana, para terminar con camisas y vestidos en vaporosa gasa estampados con imágenes de la gran ciudad.

EFE

Sobre carlos miguel

carlos miguel
Administrador webmaster