Home / CIENCIA Y TECNOLOGIA / Los grandes videojuegos dan la espalda a la Wii U

Los grandes videojuegos dan la espalda a la Wii U

th_b4ad7bd0e72f1f1901536d6d4f1312d8_nintendo_0La mala respuesta comercial de su consola doméstica de última generación fue el detonante de una pérdida operativa de 9.470 millones de yenes (69 millones de euros), el doble que en el mismo periodo de 2013 por parte de Nintendo.

«Me encantan los dos  de Wii U. ¡Estoy deseando que llegue el tercero en 2015!». Con sorna y sarcasmo Markus Persson, creador del fenómeno «Minecraft», arremetió duramente contra la consola de Nintendo, que sigue lastrando los beneficios de la compañía japonesa. La consola se ha quedado atrás. Los grandes estudios de desarrollo de videojuegos le han dado la  a esta máquina, cuyo lanzamiento, en 2012,  precedido de un gran interés, pero no ha cumplido con las expectativas generadas.

A esto, hay que sumar el auge de los juegos para  móviles inteligentes que ha generado gran impacto en la sociedad y se ha convertido en un  muy rentable.

La idea era unir en una consola de sobremesa el concepto de portátil. Llegaron algunos de los principales lanzamientos. El pasado año desembarcaron superventas como «Call of Duty: Ghosts» o «Assassins Creed IV: Black Flag», además de otros de renombre como «Batman: Arkham Origins». No apareció, por contra, «Pro Evolution Soccer 2014» y la edición de este año presumiblemente tampoco lo hará. La Wii U se quedó con otros éxitos como «Battlefield 4» ni el aclamado «Grand Theft Auto V».

Pero algunos de los próximos videojuegos que aparecerán en los próximos meses se quedarán sin llegar a su pantalla. Activision ha confirmado que «Call of Duty: Advanced Warfare», nueva entrega de la popular saga bélica que propondrá una apuesta por las armas futuristas, no tendrá versión para Wii U.

El gigante Ubisoft ha reconocido que «Watch Dogs», título de acción en mundo abierto, será su último «juego maduro», es decir, pensado para jugadores mayores de 15 años. De hecho, ha confirmado que sus próximos lanzamientos tampoco llegarán a esta máquina. «Los jugadores de Nintendo no compran ‘Assassins Creed’, ya que prefieren ‘Just Dance’, y el año pasado vendimos muy pocas copias», expresó el presidente de la compañía, Yves Guillemot, en una entrevista reciente a «Game Informer».

Otros juegos como una la nueva versión del célebre «Street Fighter» también le han dado la espalda. La apuesta por el multijugador de «Evolve», uno de los más esperados, se quedará en versiones para PlayStation 4, Xbox One y PC, y el esperado final de la saga del héroe enmascarado, «Batman: Arkham Knight», se ha descartado igualmente por limitaciones técnicas, como tampoco los jugadores de Nintendo verán «Battlefield Hardline» en 2015.

Estos son solo algunos ejemplos. La compañía japonesa se apoyará en títulos propios y clásicos recuperados, como el universo de Zelda. Otros personajes habituales protagonizan nuevas aventuras: «Yoshi’s Woolly World» o «Captain Toad, Treasure Tracker» tirarán del carro de Nintendo, igual que llevan haciendo décadas.

Los títulos más esperados

«Mario Kart 8» ha sido una grata esperanza, que se ha colocado en ventas como el juego para Wii U más vendido en España. A su catálogo le apoyarán, eso sí, exclusivas como los esperados «Bayonetta 2» o «Super Smash Bros». Recientemente, el juego «Hyrule Warriors» ha conseguido impulsar las ventas de la Wii U en Japón, su territorio por excelencia. Pero si hay un título que está ganando enteros es «Project Cars», un coloso juego de conducción que ha conseguido agotar las reservas de la consola en la tienda virtual de Amazon.

Es una pequeña gota de la posible huida de los grandes estudios. Pese a todo, la comercialización de Wii U se multiplicó por más de tres a ritmo interanual hasta las 510.000 unidades, gracias principalmente a que en Estados Unidos y Canadá aumentaron casi un 300% (280.000 frente a las 60.000 de abril-junio de 2013). El fuerte avance en otros mercados (170.000 vendidas ante las 10.000 de hace un año) también compensó el que, por contra, en su feudo doméstico, Japón, las ventas del aparato cayeran un 33% hasta las 60.000 unidades.

En cualquier caso, y pese a todo, la cifra aún resulta decepcionante dado que el número de unidades totales vendidas desde su lanzamiento es de 6.7 millones, comparado con los 5 millones de Xbox One de Microsoft y los 10 de la PS4 de Sony, ambas lanzadas prácticamente un año después.

La mala respuesta comercial de su consola doméstica de última generación fue el detonante de una pérdida operativa de 9.470 millones de yenes (69 millones de euros), el doble que en el mismo periodo de 2013 por parte de Nintendo.

Fuente: ABC

Sobre carlos miguel

carlos miguel
Administrador webmaster