Home / SALUD Y BIENESTAR / 5 claves para vivir sin herir a los demás

5 claves para vivir sin herir a los demás

78630266_0Las personas son más propensas a ser agresivas con aquellos que conocen y aman, debido a que se comparte mucho tiempo con ellos. Cuando disfrutas de la  sin herir a nadie, vives más tranquilo, feliz y radiante.

¿Alguna vez has pensado a cuántas personas heriste sin querer? De acuerdo con un estudio publicado en el journal Current Directions in Psychological Science, la gente que nos hiere es aquella que conocemos, como amigos,  y pareja.

En el estudio, Deborah Richardson, profesora de psicología en la Universidad de Georgia Regents detalla que las personas son más propensas a ser agresivas con aquellos que conocen y aman, debido a que se comparte mucho tiempo con ellos.

Entre las agresiones más comunes que experimenta una persona son los gritos, golpes, enfrentamientos y palabras, así como chismes y rumores a través de las .

¡Evita herir a los demás y disfruta de la vida!

A veces la forma de decir las cosas, las acciones o una simple mirada puede hacer sentir mal a una persona, sobre  cuando se trata de comentar algo respecto a ellas. Para que no te pase esto, sigue los siguientes consejos.

Analiza lo que vas a decir. Antes de expresar cualquier palabra, piensa lo que vas a decir. Así evitarás herir susceptibilidades y tú estarás más tranquilo.

Cuida tus expresiones. Pon atención en la forma en cómo expresas lo que quieres decir. Es importante mostrar una  amable y evitar gestos negativos. Trata de controlarte aunque estés muy enojado.

No divagues. Si pretendes arreglar un asunto con alguien, enfócate en ese tema y evita sacar otros que no valgan la pena. Sé lo más claro que puedas y vete sin rodeos.

Evita confundir las emociones. Cuando la gente está molesta suele decir cosas que molestan a los demás, así que no te desquiten con los demás de algo que probablemente ellos ni estén enterados.

Trata como te gustarían que lo hicieran contigo. Un buen método para evitar herir a los demás es tratarlos como a ti te gustaría que te trataran. Por ejemplo, se amable y no presiones a los demás a pensar como tú.

Cuando disfrutas de la vida sin herir a nadie, vives más tranquilo, feliz y radiante. Una actitud positiva se nota a kilómetros de distancia, así que sólo necesitas ponerla en práctica para incrementar tu bienestar. Y tú, ¿ya estás listo?

Fuente: Salud 180

Sobre carlos miguel

carlos miguel
Administrador webmaster