Home / SALUD Y BIENESTAR / Estos son los trastornos ginecológicos más frecuentes

Estos son los trastornos ginecológicos más frecuentes

lo largo de la  las mujeres pueden presentar diversos tipos de trastornos y enfermedades ginecológicas relacionadas con la  reproductiva. Para conocerlas mejor el doctor Alfredo Núñez, ginecólogo de Clínica Vespucio, las clasifica en benignas o malignas, abarcando en cada grupo las patologías más frecuentes.

Trastornos benignos

1. Menopausia:

No es una enfermedad en sí misma, aunque acarrea muchas complicaciones para la salud. Es la detención de la menstruación debido a la pérdida de la actividad folicular cíclica, generada tras el cese de la función del ovario. Se presenta entre los 45-50 años de edad y hay factores que aceleran su aparición como hereditaria, tabaquismo, nuliparidad, entre otros.

-Síntomas: Trastornos menstruales, que se traducen en menor fertilidad, bochornos, urogenitales (principalmente sequedad vaginal y debilitamiento del suelo pélvico), alteraciones del ánimo y del sueño, pérdida ósea y riesgo cardiovascular aumentado.

-Tratamiento: El manejo es principalmente con prevención y educación de estilo de vida saludable. Además de apoyo con tratamiento de sustitución hormonal o terapias alternativas.

2. Endometriosis:

Se denomina así a la presencia de tejido endometrial fuera de la cavidad uterina, con más frecuencia en los ligamentos que sujetan el útero y en los ovarios. Aqueja entre un 3% a 10% de las pacientes en edad reproductiva y está presente entre un 20% a 30% de mujeres infértiles, lo cual es su principal problema.

-Síntomas: Sus características clínicas son el dolor pélvico crónico, dismenorrea (dolor durante el periodo menstrual) y dispareunia (dolor durante la actividad sexual).

-Tratamiento: Tras el diagnóstico con imágenes (ecografía, escáner), el manejo puede ser con anticonceptivos orales o inhibidores de la función ovárica, o también quirúrgico, donde la Laparoscopía juega un rol fundamental, tanto diagnóstico como terapéutico, en la remisión de lesiones endometriósicas. Los objetivos de tratar esta enfermedad son para aliviar el dolor, prevenir y tratar la infertilidad.

3. Miomas uterinos:

Mioma es un tipo de tumor benigno del músculo uterino (Miometrio). Aproximadamente 1 de cada 4 mujeres de más de 35 años padecen este tipo de tumor y el riesgo de transformación maligna es muy bajo. Se clasifican de acuerdo a su localización en las paredes del útero y su aparición o crecimiento se ve influenciado por las hormonas femeninas.

-Síntomas: Se pueden manifestar como alteración en la cantidad, frecuencia y prolongación de sangrado genital femenino, pudiendo llegar muchas veces a un estado anémico.

-Tratamiento: Principalmente quirúrgico, dependiendo del número, localización, tamaño y deseo de fertilidad de la paciente.

Malignas

4. Cáncer de mama:

Es el cáncer con más alta mortalidad en mujeres. Dentro de los principales factores de riesgo para este tipo de cáncer se encuentran la edad, antecedentes familiares, exposición a hormonas, obesidad o antecedentes de irradiación significativa. Existen 3 tipos genéricos:

-a) Esporádicos: sin antecedentes familiares y que corresponde al (80%).

-b) Familiar: con antecedentes familiares pero no atribuibles a la genética (15%).

-c) Hereditario: atribuidos a mutaciones de la línea germinal principalmente genes BRCA 1 y 2 (5%).

-Síntomas: Se puede manifestar con tumores en la mama, signo más frecuente y principal motivo de consulta, también como dolor mamario, descarga de secreción por el pezón o alteraciones cutáneas, como retracción, distensión, ulceraciones, cambios de coloración o edema. Sin embargo, para poder detectarlo en etapas tempranas se emplea la mamografía como método de evaluación, el cual toda mujer debe realizarse de manera anual a partir de los 40 años o antes, dependiendo de los antecedentes.

-Tratamiento: Principalmente quirúrgico, el cual puede ser conservador o radical, y dependiendo de los hallazgos en la histología o compromiso del cáncer el manejo con hormonoterapia, quimioterapia o radioterapia.

– Ver también: Cáncer de mama, detectarlo a tiempo es vital

5. Cáncer de Cuello Uterino:

Representa la principal causa de muerte por cáncer ginecológico en el mundo, con alrededor de 500.000 casos nuevos por año. La mayoría de los casos se presentan en mujeres sin la evaluación adecuada, es por eso que la necesidad de un diagnóstico temprano es fundamental para su tratamiento. En este sentido, el Papanicolau (PAP), es el método de evaluación que debe ser realizado a toda paciente cada año desde el inicio de su actividad sexual, o entre los 25 y 64 años como norma ministerial en Chile. En el caso de presentar alteraciones en el PAP, las pacientes deben ser evaluadas en un nivel secundario con Colposcopía y Biopsia.

-Síntomas: El cáncer cervicouterino se puede presentar como secreción vaginal, sangrado genital o, en etapas avanzadas, con síntomas de compresión a órganos vecinos como Urinarios o Digestivos.

-Tratamiento: El manejo es principalmente quirúrgico, pero en pacientes que presenten alteraciones celulares pre invasoras en el PAP o etapas precoces con deseos de fertilidad, se puede realizar un manejo conservador con la extirpación parcial del cuello del útero. En cambio, en etapas avanzadas, se favorece la supresión del útero y anexos, con o sin apoyo de Radioterapia.

-Ver también: Cuello de útero, un cáncer con una causa conocida

6. Cáncer de Ovario:

El Cáncer de Ovario es uno de los cánceres con más alta letalidad por el estado avanzado en el que se detecta y su riesgo aumenta con la edad. Dentro de las causas se encuentran los antecedentes familiares de cáncer de ovario o mama, nuliparidad, menarquia precoz (primer periodo menstrual) o menopausia tardía. Dentro de los factores preventivos se encuentran el embarazo, lactancia y el uso de anticonceptivos orales.

-Síntomas: En etapas precoces suele ser asintomático y en tardías presenta dolor o síntomas abdominales vagos. Las pacientes exhiben una tumoración abdominal palpable, desnutrición calórica proteica importante, o líquido libre en la cavidad estomacal.

-Tratamiento: El manejo es principalmente quirúrgico y depende del tipo de tumor y estado en el que se encuentre para tratarlo con quimioterapia. Vale la pena mencionar que la detección de un tumor en un ovario no es sinónimo de cáncer, al contrario, es más probable que éste sea de tipo benigno.

Fuente: Terra

Sobre carlos miguel

carlos miguel
Administrador webmaster