Home / NACIONALES / Con el perfil de un buen gerente se ha ganado el respeto de su entorno

Con el perfil de un buen gerente se ha ganado el respeto de su entorno

General Bello AriasPOR FRANCISCO PORTES B.- El Dr. Frener Bello Arias, a la sazón Inspector General de la Policía Nacional, con quien no he tenido el grato placer u honra de compartir, ni platicar, y no soy cínico en esto, él es la espina dorsal o columna vertebral de la institución a la que le sirve desde la cresta del conocimiento y los cánones de la ética, ha impedido el desmoronamiento o y la debacle de la misma, porque razones de sobra abundan para un descalabro de la uniformada.

En su condición de Inspector General ha tenido que lidiar con situaciones engorrosas que sumergirían en el fango indeleble a la P. N.  Frener Bello A. es el apaga fuego de la policía, todos los casos difíciles y complicados van a parar a su despacho, por la solidez moral que le adorna y porque es incapaz de enrolarse en acciones reñidas con las buenas costumbres y convivencia ciudadana.

Ha bebido de diferentes fuentes y elementos del saber, con una amplia praxis en manejo de conflictos, forjado en centros académicos superiores, entiéndase que no es un empírico ni neófito improvisado; sino un profesional acabado y brillante, con su propia luz, como astro emergido de los campos del conocimiento, con sapiencia delatora frente a los toscos en el manejo de situaciones y que permanecen anonadados y asfixiados por la abundancia de la ignorancia presente y dominante en ellos.

Si es un gerente tan exitoso y eficiente, con tan elevados resultados y un desempeño plausible, encomiable y palmario a nivel institucional, portador de una conducto incólume, con honestidad probada a todas luces y velocidades, brillante como el radiante sol que anuncia la llegada de cada día, sin dedo señalador o acusador; entonces, por qué no está a la cabeza de la Jefatura de la Policía Nacional?

Los datos plasmados aquí no son el producto de mi simpatía, porque nadie simpatiza con quien no conoce, estos provienen de las mismas entrañas del monstruo, son el resultado de los comentarios fluidos de los policías, con diferentes rangos y posiciones dentro de la P. N, y el deseo de ver a una persona de solidez moral y respeto excelso dirigiendo la policía, para regocijo de todos, para que haya administración equitativa y se acabe la desigualdad imperante.

Recuerdo pues al sabio San Agustín, con esta frase: “Si de la verdad se toma ocasión de escándalo, más útil es aceptar el escándalo que abandonar la verdad”.

O como aseverará el filósofo alemán Georg Wilhelm Friederich Hegel, “El movimiento de las olas evita a las aguas de los mares de pudrirse.

Los planteamientos vertidos en este escrito proviene de fuentes de la policía que nos abordan, incluyen desde rasos hasta rangos de alta investidura, prestamos serena atención, oídos pacientes y calmados hasta oírlos desangrarse, desahogarse y envolverse en la pena que produce la impotencia, me han mostrado cuellos deshechos de sus camisas, zapatos perforados, que les producen corrientes en los pies cuando pisan y se encuentran con alguna piedra u otro objeto, mostrando sus rostros macilentos y figuras penosas, da pena descifrarlos así, más no podemos apartarnos de la realidad.

 

Sobre francisco portes

francisco portes