Home / ACTUALIDAD / Califican de “error” cierre embajada italiana en Dominicana

Califican de “error” cierre embajada italiana en Dominicana

Embajada italiana en DominicanaSANTO DOMINGO, R.D.- El cierre de la embajada de Italia en República Dominicana, que se prevé para el 31 de diciembre de este año, afectará negativamente, no sólo a los miles de ciudadanos italianos que viven en el país, sino también al flujo de turistas, el intercambio comercial y las relaciones que ambos países han mantenido por más de cien años.Así lo plantearon el presidente de Casa Italia, Renzo Seravalle, y los empresarios Roberto Casoni, Enzo Bonarelli, Guillermo Rodríguez Vicini, Fernando Rainieri Marranzini y Diego Fernández, quienes mostraron preocupación, por lo que calificaron como un “error histórico”.

Expusieron las “graves implicaciones” que tendrá esta disposición para la comunidad italiana residente en el país, que es la mayor de todas las sedes diplomáticas de Italia en Centroamérica y el Caribe.

La lista de italianos residentes en el extranjero del Ministerio del Interior de Italia, para el 2012, registra 6,375 inscritos en la embajada de Santo Domingo, cifra que para el 2013 aumentó a 8,314, según un censo realizado por Casa Italia.

Llamaron la atención de que no sólo quedaría desprotegida “la colonia más grande de italianos”, sino también alrededor de 150,000 turistas que cada año visitan al país y a las empresas de capital italiano que aquí operan.

Estos ciudadanos solicitan al gobierno italiano que evalúe el alcance de las relaciones bilaterales con República Dominicana, las incomodidades y costos adicionales que representarán para ellos tener que realizar sus trámites en Panamá, a más de 1,400 kilómetros de distancia.

Diego Fernández destacó que los actos presenciales como matrimonios, declaraciones de hijos y actos de defunción implicarían altos gastos en pasajes y estadía, no solo para los italianos que residen en República Dominicana, sino en las demás islas caribeñas que se apoyan en esta sede.

“Es ilógico hacer viajar a otro país a una comunidad numéricamente mayor a las demás. Las consecuencias de eso serán bastante dolorosas. Queremos que Italia no cometa un error del cual en el futuro se pueda arrepentir”, advirtieron Fernández y Casoni.

En abril pasado, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Italia informó del cierre de su embajada en el país alegando revisión del gasto.

Sin embargo, para Fernández esto no significará gran ahorro en la nómina consular, pues el personal que labora aquí tendrá que ser reasignado a otras sedes, lo cual podría implicar más gastos.

“El Estado italiano incurrirá en gastos para trasladar y reubicar los extensos archivos de más de cien años y deberá incurrir en la ampliación de cualquier otra sede del área para poder alojar los nuevos servicios”, planteó. También para Seravalle esa justificación carece de sentido.

Por su experiencia de más de 26 años en el sector hotelero de República Dominicana, Roberto Casoni valoró la apertura, ritmo de crecimiento económico y buen clima de inversión en el país. Una coyuntura que, a su juicio, podría contribuir a estabilizar la economía italiana. Destacó, además, que Italia es un potencial destino turístico para los dominicanos.

“El futuro económico de una mejor Italia se logra sumando, no restando mercados. Este no es un país en desarrollo, emergente. Cómo van a retirarse ahora si este es el mejor momento de quedarse. No es lógico que Italia se retire de la principal economía en toda Centroamérica y el Caribe”, argumentó.

Por otro lado, sostuvo que aunque ellos esperan poder reunirse con el gobierno italiano para plantearle la situación, sería ideal que el gobierno dominicano también intervenga.

 

Sobre francisco portes

francisco portes