Home / ARTES Y ESPETACULO / La “Barbie humana”, Valeria Lukyanova, irreconocible en sus selfies sin maquillaje (Fotos)

La “Barbie humana”, Valeria Lukyanova, irreconocible en sus selfies sin maquillaje (Fotos)

Luce extremadamente delgada, tras haberse convertido al «bretarianismo», por lo que dice que no necesita alimentarse para vivir. El salto a la fama de Valeria Lukyanova como una de las «Barbie» humanas se produjo en 2011, cuando la  ucraniana declaraba tener 21 años. Desde entonces poco sabíamos de su aspecto real, sin  ni vestuario con el que imitar al personaje de «Mattel».

Pero ahora, y tras sus recientes declaraciones en las que ha revolucionado a las , tras afirmar que ha conmocionado las redes sociales al afirmar que «el aumento de la cirugía plástica está motivado por la existencia de parejas interraciales» y que «preferiría morir torturada a tener hijos», ha debido de pensárselo mejor, y ha decidido a través de su cuenta en Facebook ofrecer una imagen más humana.

Para ello ha recurrido a la última tendencia, los «selfies», para mostrarse tal como es, al natural, y a través de su perfil en Facebook. Mediante una serie de autofotos tomadas en su casa, Lukyanova muestra su rostro sin maquillar, y viste de una manera más «casual», e incluso sin sus lentillas de contacto con las que hasta ahora estábamos acostumbrados a verla.

Lo que una vez más llama la atención es su extrema delgadez. El pasado mes de marzo Lukyanova declaró su intención de convertirse en «bretariana», es decir, prescindir de todo alimento sólido.

Como fiel seguidora de esta peligrosa práctica, la modelo llegó a afirmar que podía vivir simplemente obteniendo la energía necesaria de la luz del sol. Asegura que es una maestra de esta doctrina, que puede comunicarse a través de la luz y que proviene de otro planeta y puede viajar en el tiempo.

El respiracionismo o bretarianismo es una práctica extremadamente peligrosa para la salud. Hasta ahora no se ha podido comprobar de forma científica que sus practicantes puedan sobrevivir sin ingerir alimentos o agua. Más bien al contrario, ya que en los últimos 20 años se han producido por lo menos cuatro fallecimientos por inanición.

Uno de los «inspiracionistas» más conocidos es el yogui indio Prahlad Jani, conocido también como Mataji (madrecita) porque en su juventud se vestía como mujer para adorar a la diosa Amba. Jani asegura que pasó los últimos 74 de sus 82 años de vida sin comer ni beber.

Fuente: ABC

Sobre carlos miguel

avatar
Administrador webmaster

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: