Home / SALUD Y BIENESTAR / Mitos y verdades de la celulitis

Mitos y verdades de la celulitis

Si tuviéramos que aventurar una  de la celulitis, resultaría algo así como: “mal que afecta al 90% de las mujeres, sin importar qué tan flacas sean”. Pero sobre este tema se sabe mucho más que esta simple definición. Ahora bien, en esta abundancia de información, mitos y verdades se confunden en un manojo indescifrable. ¿Quieres que te ayudemos a distinguir los primeros de las segundas?

Mitos de la celulitis

La celulitis es causada por toxinas

La publicidad de algunos productos estéticos asegura terminar con la celulitis, a través de la eliminación de las impurezas y toxinas del organismo. Pero, ni su eficacia, ni el hecho de que sean las toxinas las responsables de la celulitis han sido probadas por la ciencia.

Lo cierto es que este mal aparece cuando los depósitos de grasa comienzan a emerger y romper las fibras de colágeno o de tejido conectivo. En definitiva, este tejido puede ser debilitado por problemas hormonales, por la ausencia de ejercicio o por el exceso de grasas, pero no por la presencia de toxinas.

La celulitis  afecta a las personas con sobrepeso

En las personas con sobrepeso la celulitis es más evidente. Ahora bien, esto no significa que este mal no afecte también a los cuerpos esbeltos. Incluso las modelos tienen celulitis, solo que reciben los tratamientos adecuados para disimularla. Esta epidemia es, entonces, de lo más democrática: no discrimina ni por formas, ni por tamaños.

Verdades de la celulitis

Las mujeres son más propensas a la celulitis que los hombres

Mientras que el 90% de las mujeres sufrimos por tener celulitis, tan solo el 10% de los hombres padece este mal. Esto se deba a que nosotras solemos acumular más grasa que los hombres alrededor de las caderas y en los muslos. Además, tenemos una menor cantidad de tejido conectivo, que es el responsable de mantener  en su lugar.

La celulitis empeora con la edad

Como mencionamos anteriormente, las hormonas cumplen un rol fundamental en la aparición de la celulitis. A medida que envejecemos, producimos menores cantidades de estrógeno. Esta es la hormona que facilita la circulación sanguínea. Por lo tanto, esta reducción del estrógeno deriva, inevitablemente, en una peor circulación. Esto, a su vez, desencadena una menor producción de colágeno y estimula el rompimiento del tejido conectivo. Todos estos factores hacen que la celulitis florezca.

Estos son algunos de los mitos y verdades sobre la celulitis. No dejes de tenerlos en cuenta, a la hora de decidir cómo afrontar este problema. Ármate de coraje y enfrenta a la celulitis: con un poco de determinación, la vencerás.

Fuente: Crónicas Gourmet

Sobre carlos miguel

carlos miguel
Administrador webmaster

Deja un comentario