Home / ACTUALIDAD / La concentración de tropas rusas en la frontera inquieta a Ucrania y a EEUU

La concentración de tropas rusas en la frontera inquieta a Ucrania y a EEUU

9CD672DB-4D13-425D-8D5D-7A42A077584D.jpg__270__200__CROPz0x270y200Kiev, 28 mar (EFE).- Ucrania y Estados Unidos hicieron hoy un frente común a la hora de denunciar la concentración de tropas y blindados rusos en la frontera ucraniana, supuesta amenaza que fue negada rotundamente por Rusia.

“En la región de Rostov (sur de Rusia) han sido observadas columnas militares que se dirigen hacia la frontera con Ucrania”, informó hoy el portal ucraniano “Resistencia Informativa” creado durante la crisis de Crimea.

Entre otras cosas, la fuente denuncia el avance de una columna formada por 150 blindados y 400 vehículos militares en la región de Rostov del Don, y de otros 40 vehículos en la región de Bélgorod.

Entre otros equipos militares, las tropas rusas transportarían lanzaderas móviles de misiles, vehículos militares y blindados.

Según el portal ucraniano, veinte lanzaderas de misiles móviles, cuatro blindados y diez vehículos militares pueden haber llegado ayer en tren a Rostov del Don.

Durante los últimos días, el Gobierno ucraniano ha denunciado a los cuatro vientos que casi 100.000 soldados rusos se encuentran en la frontera entre ambos países a la espera de recibir las órdenes del presidente ruso, Vladímir Putin.

Kiev teme que, tras la anexión de Crimea, el próximo objetivo sean las regiones orientales de Ucrania, de mayoría rusoparlante y que no reconocen la legitimidad de las autoridades que el pasado 22 de febrero derrocaron al presidente ucraniano, Víktor Yanukóvich, estrecho aliado de Rusia.

“Las tropas rusas no están solo en Crimea. Están a lo largo de las fronteras ucranianas. Están en el Sur, en el Este y en el Norte. Podría haber un gran ataque contra el territorio continental de Ucrania y nos estamos preparando para ello”, aseguró Andréi Parubiy, secretario del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se sumó hoy a estas advertencias al asegurar en una entrevista durante su gira europea que la concentración de tropas “puede ser simplemente un esfuerzo para intimidar a Ucrania o que ellos (Rusia) tengan planes adicionales”.

Por lo que llamó a Moscú a “retirar estas tropas y abrir negociaciones con el Gobierno de Ucrania, así como con la comunidad internacional” para “rebajar la tensión”.

El Pentágono, que lleva semanas denunciando la presencia de blindados, tanques, helicópteros y aviones rusos cerca de la frontera ucraniana, subrayó hoy que sigue “muy de cerca” la situación en la zona.

“Seguimos viendo que el ejército ruso está reforzando sus unidades en su lado de la frontera”, dijo hoy el portavoz del Pentágono, John Kirby.

Kirby, que cifró las tropas rusas en miles, más que en decenas de miles, expresó su confianza en que Rusia cumpla con su palabra de no cruzar la frontera.

Todas estas sospechas fueron rechazadas rotundamente por el Ministerio de Exteriores y por el Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) de Rusia.

“Nada de eso. Las cuatro inspecciones internacionales realizadas en marzo en la parte europea del territorio ruso (…) no detectaron ningún “preparativo agresivo” y ninguna actividad militar, aparte de las previstas con anterioridad”, afirmó Alexandr Lukashévich, portavoz de Exteriores ruso.

Lukashévich subrayó que los propios ucranianos realizaron una inspección militar en la región de Bélgorod y que admitieron que no tenía lugar ninguna concentración militar, con la excepción de tres batallones de la Fuerza Aérea.

“Difícilmente, se puede considerar esto señal de una amenazante concentración de fuerzas militares”, dijo.

Por su parte, el FSB denunció una campaña internacional contra Rusia y la vinculó con “la histeria que ha causado en Estados Unidos y sus aliados la aspiración legal de los pueblos de Crimea y de las regiones orientales de Ucrania de unirse a Rusia”.

Según el FSB, las potencias occidentales “buscan reducir la influencia de Rusia en una zona vital” para sus intereses, por la que el organismo tomará medidas de inteligencia y contrainteligencia para contrarrestar esos intentos.

Al mismo tiempo, Putin ordenó hoy devolver a Ucrania el armamento, equipos, barcos y aviones, pero sólo de aquellas unidades militares en Crimea que guardaron lealtad a Kiev hasta el último momento.

Según fuentes oficiales, de los casi 20.000 militares que servían en las filas ucranianas en la península antes del conflicto, sólo 4.000 han guardado lealtad a Kiev, mientras el resto se ha pasado al bando ruso.

Mientras, la tensión entre los ultranacionalistas y las autoridades en Kiev se disparó cuando cientos de partidarios del Sector de Derechas, las fuerzas de choque durante los disturbios de enero y febrero, se concentraron hoy frente al Parlamento ucraniano.

Los radicales, que exigen la dimisión del ministro ucraniano del Interior, Arsén Avákov, al que responsabilizan de la muerte de uno de sus líderes, han amenazado con asaltar la cámara si se desoyen sus demandas.

Uno 1.500 ultranacionalistas atacaron anoche el edificio de la Rada Suprema (parlamento ucraniano), rompieron varias ventanas e intentaron acceder al interior del edificio, mientras los diputados debatían las reformas económicas exigidas a Ucrania por el Fondo Monetario Internacional (FMI). EFE

Sobre carlos miguel

carlos miguel
Administrador webmaster

Deja un comentario