Home / P.N-JUSTICIA / PN / Peledeistas y amigos dan el último adiós a Gerineldo de los Santos

Peledeistas y amigos dan el último adiós a Gerineldo de los Santos

GERIPOR FRANCISCO PORTES B. El día de hoy es un día de duelo para los miembros del Partido de la Liberación Dominicana, debido a que es el sepelio del compañero Gerineldo de los Santos, ex asistente del ex gobernador de la Provincia Santo domingo, Ing. Eladio Martínez.

En esa difícil función tuvo que lidiar con una inmensa cantidad de personas, no sólo de la militancia del PLD; sino de la sociedad en general, con los ancianos, las juntas de vecinos, los clubes, las asociaciones y con grupos individuales que se acercan a la gobernación con el propósito de que le ayuden a resolver uno de los tantos problemas que afectan a la sociedad.

La tarea y momentos de mayor dificultad para nuestro Geri, como le decíamos algunos, era cuando se presentaba en el país un fenómeno atmosférico, como por ejemplo un ciclón y la época de navidad, ya que todos concurren allá, donde entienden que está la panacea.

Según informó a este portal, una fuente de entero crédito, el jueves 27 del febrero, en horas de la mañana, cuando Gerineldo se disponía salir  de su vivienda, a poca distancia lo intercepto el abogado Valentín Torres, y sin mediar palabras, le abrió el vehículo, le entró a trompadas, h aló su arma de fuego y le hizo un disparo en la boca que le salió por el oído izquierdo. Tan pronto cometió el hecho emprendió la huida. Añadió la fuente que el asesino andaba desde las 10:00de la mañana rondando las proximidades de la vivienda de Gerineldo.

Inmediatamente fue montado en un vehículo y conducido al Hospital Ramón de Lara donde fue ingresado y atendido, hasta la noche del sábado, cuando fue declarado muerto.

Todavía no hay una versión clara de las razones que tuvo el homicida, Dr. Valentín Torres para cometer ese horrendo crimen ante un inerme hombre, muerto a mansalva. Sólo se sabe que fue por la supuesta venta de un solar.

El hecho ocurrió en el barrio Jerusalén, según nos narra el señor Joselito, quien andaba en el vehículo con el hoy occiso y que salvó la vida de milagros, ya que tiene en el cuello, justamente en el lado izquierdo, laceraciones provocadas por la misma bala que mató a Gerineldo, manifestando que tuvo que lanzarse del vehículo y correr para que no lo mataran también, nos dijo que escuchó al compañero del homicida decir “mátalo a él también para que no hable”, esto indica que no fue un accidente; sino más bien, una planificación.

Informó la fuente que hace tiempo ellos tenían problemas por una deuda económica que existía entre ambos, además de una tierra que había de por medio.

José Hernández, otro testigo de los hechos dijo que cuando Gerineldo o Reinaldo como también le decían iba saliendo de la calle de su casa, lo interceptó una Jeepeta, se tiró, le abrió la puerta y le dio unas trompadas por los costados y luego le disparo en la cara, rápidamente, sin averiguar nada, añade que lo mató sentado en su vehículo.

Cuando vio la situación, lo montó en el asiento trasero, con la compañía de un haitiano llamado Ramón y lo condujeron al hospital mencionado ya.

La última palabra que pronunció Gerineldo fue: llévame a la base, llévame a la base, refriéndose a la base de San Isidro, donde está el hospital.

Sobre francisco portes

francisco portes

Deja un comentario