Home / CIENCIA Y TECNOLOGIA / Las 7 cosas que más odiamos del e-mail

Las 7 cosas que más odiamos del e-mail

email2Un estudio reveló las siete cosas que más nos molesta del correo en el .

El “pimponeo” entre colegas

El pimpón de correos se refiere a conversaciones casuales, que más que una carta o un mensaje con contenido laboral y de importancia, parece una conversación de  o mensajería instantánea. Según la doctora Emma Russell, investigadora de la Escuela de Negocios de  de Londres y que publicó un estudio en Gran Bretaña sobre lo que más molesta a los trabajadores del correo electrónico, este es el punto que más irritabilidad genera entre los usuarios. “Hay que aprender a manejar el correo de forma apropiada”, dice Russell a La Tercera.

Recibirlos fuera de horario

La tecnología se ha masificado fuertemente en el mundo durante los últimos años. Sobre todo, los dispositivos móviles. Muchos trabajadores hoy mantienen el correo electrónico en sus celulares, por lo que estar conectados durante todo el día se ha vuelto algo cotidiano.

Pero esta hiperconectividad tiene sus problemas. Como por ejemplo, la recepción de correos electrónicos fuera del horario de oficina y que, según Russell, es otro de los puntos que más irrita a los usuarios laborales de e-mail.

Enviarlos a quien está al lado

¿Alguna vez se ha visto enviando un correo electrónico a la persona que está al lado, en vez de hablarle directamente? Bueno, esto puede resultar molesto para la persona que recibe el e-mail, sobre todo si se trata de un tema que se puede o debería conversar en un cara a cara.

Según Gonzalo Gili, de IAB Chile, “debemos ser cuidadosos en cómo nos relacionamos con las personas en el mundo virtual. Al no tener a alguien frente a frente, se nos puede olvidar que podríamos estar transgrediendo códigos básicos de comunicación”, dice.

No saber si el mensaje fue leído

Este punto se ha transformado en un gran causante de estrés, según el estudio de Emma Russell. Si bien no se puede tener certeza de que las personas leyeron el correo enviado, como sí ocurre en los sistemas de mensajería Line o Facebook, el usuario laboral debe confiar en que el receptor leyó el mensaje, especialmente porque la mayoría hoy dispone de dispositivos inteligentes con acceso a internet. Desconfiar en que el receptor del correo no lo leyó, genera la creencia en el emisor de que lo están ignorando deliberadamente.

Pedir que avisen si llegó el correo

Esto está muy relacionado con el punto anterior. Es más, se trata de un comportamiento que se genera sobre esa base en personas que desean saber con certeza si sus correos son leídos. Tanta es la incertidumbre, que algunos configuran sus casillas para obligar al receptor a acusar “recibo” o remitir un mensaje de leído si es que éste lo hace.

Según Gili, de IAB Chile, se trata en muchos casos de una conducta abusiva, provocada por los “comportamientos antisociales que hemos cultivado en el uso de los e-mail”.

Responder muy rápido

Algunas personas reciben un gran volumen de correos electrónicos al día. Tantos, que les es difícil responder a fondo cada uno de ellos, por lo que suelen responder rápidamente con un mensaje corto. Algo que, según constató el estudio británico, es molesto para gran parte de los usuarios, pues genera la sensación de que en rigor el correo no fue leído con detenimiento.

Para Alfredo Araneda, de la empresa Michael Page, “el e-mail permite explayarse”, algo que algunas personas no toman en cuenta en su afán de contestar todo lo que reciben.

Recibir correo basura

Los correos basura, conocidos como spam, son mensajes automatizados que buscan publicitar un producto o servicio de manera masiva. Según Alfredo Araneda, de la empresa Michael Page, este es un modelo de marketing utilizado hace un tiempo, que “se transformó en una plaga. Se utilizó de manera masiva y ahora más que entregar información valiosa, se queda en la carpeta para el spam y la gente lo borra”.
Pese a las molestias que causa, los usuarios ya aprendieron a ignorarlos y simplemente los eliminan sin leerlos.

Fuente: La Tercera

Sobre carlos miguel

carlos miguel
Administrador webmaster

Deja un comentario