Home / ACTUALIDAD / Estudiantes chilenos rechazan acuerdo para nueva Constitución

Estudiantes chilenos rechazan acuerdo para nueva Constitución

CHILE.- Organizaciones de docentes y estudiantes de Chile se manifiestan en contra del acuerdo para una nueva Constitución.

El portavoz de la Confederación Nacional de Estudiantes de Chile (Confech), Joaquín Cárdenas, dijo el domingo que muchas organizaciones de maestros y estudiantes de Chile están en contra del acuerdo, porque no se ha consultado con la mayoría de los chilenos.

El movimiento juvenil de Chile rechazó el acuerdo para realizar un plebiscito en torno a una nueva Constitución, suscrito por miembros del partido oficinista y algunos de la oposición, y convocó a continuar la movilización en las calles.

Cárdenas declaró que el referéndum no garantiza la creación de una Asamblea Constituyente que ayude a la población chilena. De hecho, insistió en que los movimientos sociales tienen la intención de acabar con las desigualdades existentes en Chile desde hace más de 30 años.

Por otro lado, la dirigente estudiantil Belén Larrondo aseguró que su generación no tiene miedo y tratará de materializar los profundos cambios que necesita su país.

Asimismo, la vocera de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones), Valentina Miranda, anunció que, ante los esfuerzos del Gobierno del mandatario chileno, Sebastián Piñera, para destruir los movimientos de oposición, es “esencial que hoy día levantemos la movilización”.

Muchas organizaciones sociales y políticas de Chile se han adherido a este movimiento y rechazan el acuerdo para una nueva Constitución, argumentando que no cubre los intereses de los manifestantes chilenos.

Desde el 18 de octubre, Chile vive una profunda revuelta social. Las manifestaciones comenzaron en principio por el alza del precio de las tarifas de metro, pero ahora los manifestantes exigen cambiar la Constitución.

LEER MÁS: Protestas antigubernamentales continúan intensamente en Chile

La actual Constitución chilena data de 1980 y, aunque fue modificada varias veces, se considera herencia del Gobierno del dictador Pinochet. Además consolida un papel residual del Estado en la provisión de servicios básicos, que justamente es uno de los motivos de las protestas.

Sobre francisco portes

francisco portes

Deja un comentario